Lunes, 30.03.2020 - 21:54 h

Manchester United 1-2 Real Madrid: Modric y Cristiano Ronaldo le ahorran un disgusto a Sergio Ramos

  • Sergio Ramos hizo un partido casi perfecto hasta el minuto 48, cuando metió el pie en un centro de Nani y marcó en propia puerta.
  • Modric y Ronaldo evitaron que su compañero volviera a ser el protagonista de la eliminación del Madrid en la Champions.

Rápido, contundente, fuerte y seguro. Así estuvo Sergio Ramos ante el Manchester United. Prácticamente perfecto. Durante los noventa minutos de juego sólo cometió un error. Eso sí, un error que bien pudo valer una Champions League. El central metió el pie para intentar despejar un centro raso de Nani pero, en lugar de repererlo lo envió hacia su portería. Sorprendió incluso a un Diego López que sólo pudo ver cómo el balón le pasaba entre las piernas.

En ese momento, con el Madrid eliminado por su culpa, los fantasmas del año pasado sobrevolaron al central sevillano. El año pasado fue un penalti el que le condenó a aguantar las burlas y a cargar con la culpa de la eliminación de su equipo a manos del Bayern. Éste año podía ser un gol en propia.

Çakir, Modric y Ronaldo le rescatan

Sin embargo, en esta ocasión había solución. Primero Çakir, expulsando a Nani (¿justamente?) y luego Modric y Cristiano Ronaldo se encargaron de evitar un gran disgusto del defensa madridista. Incluso él mismo pudo redimirse si Rafael no hubiera puesto la mano para repeler un cabezazo suyo que se colaba; o si el colegiado hubiera señalado la pena máxima.

En cualquier caso, fueron Modric, con un disparo duro y que golpeó en el palo, y Cristiano Ronaldo, aprovechando un tiro muy pasado de Higuaín, los que le dieron la vuelta al partido.

Pese al error, el central no se descentró en ningún momento. Siguió anticipándose a un Welbeck que acabará soñando con él y con Varane y anuló a un Van Persie desaparecido. Ni siquiera Rooney, que entró mediada la segunda parte, se atrevió a enfrentarse a Ramos y se tiró a la banda izquierda (en ese momento, Ramos pasó al lateral tras haber salido del campo Arbeloa).

En definitiva, un partido perfecto, con un final perfecto y un sólo error tapado por sus compañeros. Por eso el fútbol es un deporte de equipo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING