Sábado, 18.01.2020 - 08:21 h

Marcelinho: "He dejado de ganar dinero por venir aquí y buscar la felicidad"

El nuevo base del Barcelona Regal, Marcelinho Huertas, ha asegurado hoy que su deseo siempre ha sido defender la camiseta del conjunto azulgrana y que ha renunciado a ofertas económicamente superiores para jugar en el Palau las cuatro próximas temporadas.

Barcelona, 21 sep.- El nuevo base del Barcelona Regal, Marcelinho Huertas, ha asegurado hoy que su deseo siempre ha sido defender la camiseta del conjunto azulgrana y que ha renunciado a ofertas económicamente superiores para jugar en el Palau las cuatro próximas temporadas.

"Todos los jugadores tiene sueños y el mío siempre ha sido vestir esta camiseta. He dejado de ir a otros sitios por más dinero para venir aquí y buscar la felicidad", ha subrayado en la rueda de prensa de su presentación.

Acompañado del secretario técnico del Barcelona Regal, Joan Creus, y del directivo responsable de la sección de baloncesto, Joan Bladé, Huertas ha explicado que llega "con ganas de ayudar a seguir ganando títulos que hagan más grande la historia de este club".

Bladé ha destacado "el esfuerzo" que ha hecho el internacional brasileño para fichar por el Barça, "incluso renunciado a parte de su ficha", algo que a su entender no estaba dispuesto a hacer el escolta español Rudy Fernández, que finalmente se ha comprometido con el Real Madrid.

El directivo del Barcelona ha confirmado que con Rudy había un acuerdo verbal para incorporarse a la disciplina azulgrana una vez finalizara su etapa en la NBA, pero que éste finalmente se ha decantado por la oferta del eterno rival.

"A nuestro club solo vienen jugadores con este compromiso e implicación", ha insistido Bladé mientras ponía de nuevo a Marcelinho Huertas como ejemplo.

El Barça ha pagado al Caja Laboral 2,1 millones de euros "por un base puro, un jugador contrastado con mucha experiencia en el baloncesto europeo, en la Euroliga y en la ACB", como lo ha definido Creus.

Han pasado ocho años desde que un joven Marcelinho llegara a Badalona para enrolarse en las filas del DKV Joventut. Entonces era un proyecto de jugador. Ahora, está considerado como el mejor base de la ACB.

"Las piedras en el camino te hacen crecer. Yo he tenido unas cuantas y esto me ayudado a madurar, a tener ganas de seguir mejorando y de llegar lejos. Lo más importante es tener ilusión, talento y determinación para superar obstáculos en tu carrera, pero también hay que trabajar mucho y ser duro mentalmente", ha argumentado cuando ha sido preguntado por su enorme progresión en las últimas temporadas.

Marcelinho se declara "un base que hace jugar al equipo". De hecho, la palabra "equipo" aparecer constantemente en su vocabulario.

Por eso, cuando le hablan de lo bien que jugó la pasada campaña, tuerce el gesto: "A nivel personal, la pasada fue mi mejor temporada, pero no sirvió de nada, porque no ganamos ningún título, y el baloncesto es un deporte colectivo".

En el Palau tendrá que sustituir a Ricky Rubio que se marcha a probar fortuna en la liga profesional estadounidense. "Con él siempre he tenido una gran relación desde que coincidimos en el Joventut. Entonces él tenía solo trece años y ya impresionaba. Le tengo mucho cariño y respeto", ha explicado sobre el base de El Masnou, quien le envió un SMS para felicitarle cuando fichó por el Barça.

Niega que sienta la presión de sustituir a Ricky -"si he llegado hasta aquí es porque he hecho mis méritos y porque tengo calidad", ha señalado- y ha recordado que vivió una situación similar en Vitoria cuando tuvo que reemplazar en la dirección al argentino Pablo Prigioni.

Ha dicho que no viene a competir con Víctor Sada, el otro base azulgrana, porque están en el mismo equipo y son complementarios y se considera "un privilegiado" por poder dirigir un equipo "repleto de buenos jugadores" y "con tantas armas ofensivas".

En especial, por compartir vestuario con el MVP del Eurobasket, Juan Carlos Navarro, "un jugador que te deja fascinado con las cosas que hace", ha destacado.

En la misma línea se ha pronunciado Joan Creus, quien ha adelantado que la 'Bomba' es "un jugador irrepetible, único y que ya se ha convertido en leyenda de este club con tan solo 31 años".

A Navarro le quedan dos temporadas más de contrato, pero Creus ha asegurado que el club mantiene frecuentes conversaciones con él para renovarle: "Siempre le hemos dicho que es un jugador que estará aquí toda la vida".

Marcelinho, por su parte, espera estar en el Barcelona, por lo menos, hasta el 30 de junio de 2015, cuando expira su actual contrato. Tendrá al menos cuatro años para disfrutar no solo del Palau, sino también del Camp Nou, escenario que pisó más de una vez en la época en la que el Barça estaba dirigido por Frank Rijkaard desde el banquillo y liderado en el césped por su compatriota Ronaldinho.

"Ya era seguidor del Barça en la época en la que jugaba en la 'Penya'. Su evolución ha sido impresionante y eso que entonces ya jugaban de maravilla. Es difícil hablar de un equipo que juega con los ojos cerrados. Exhibir esa superioridad en un deporte de equipo tan competitivo es algo impensable hoy en día", ha concluido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING