Martes, 17.09.2019 - 07:39 h
Su estatus prevalece en los conflictos internos

Messi, Neymar y la 'dictadura' de las estrellas en los vestuarios de fútbol

El argentino mantuvo una tensa discusión con Piqué el 1-O para jugar el partido mientras que Neymar apartó a Cavani como lanzador de penaltis del PSG.

Conflictos Piqué-Messi y Neymar-Cavani.
Conflictos Piqué-Messi y Neymar-Cavani. / @nerdebi.

Una estrella del fútbol es el buque insignia de su club. Cristiano Ronaldo en el Real Madrid, Messi en el Barcelona, Pogba en el Manchester United… Todos ellos gozan de un estatus superior por todo lo que aportan a sus equipos tanto en el ámbito deportivo como extradeportivo. Por ello, cuando un conflicto estalla en el vestuario, las palabras de las estrellas prevalecen sobre las del resto.

El último caso se vivió en el vestuario del Barcelona durante el 1-O. Tal y como desvela el 'Top secret' de Lainformacion, la plantilla mantuvo una tensa discusión en la que Piqué abogaba por no jugar y Messi sí hacerlo. El argentino convenció a compañeros y presidente y llegó a decir a Piqué que si no quería, que no jugase. Al final el Barcelona ganó 3-0 a la UD Las Palmas con dos tantos del argentino.

En París no había tema político de por medio, pero sí uno deportivo. El pasado 18 de septiembre la guerra de egos saltó a la palestra en el Paris Saint-Germain. Neymar, megaestrella del faraónico proyecto del jeque Al-Khelaifi se enfrentó al uruguayo Cavani, máximo goleador del equipo la temporada anterior.

Hasta la llegada del brasileño a la ciudad de la luz, Cavani era el lanzador de penaltis por decreto, pero las cosas han cambiado. Como de costumbre, el '9' cogió el balón para lanzar a pesar de las peticiones de Neymar. El uruguayo falló la pena máxima ante el Lyon y en el vestuario Thiago Silva tuvo que intervenir para que sus compañeros no llegasen a las manos.

El enfrentamiento llenó las portadas de periódicos de todo el mundo mientras en el terreno de juego los dos delanteros celebraban los goles de su equipo con gestos de fríos de complicidad. 

"Son cosas del fútbol. Todos sabemos que se hacen más grandes de lo que son. Se arreglan en el vestuario. Ya está todo tranquilo", explicó Cavani este martes zanjando la polémica. Eso sí, ahora Neymar es el que lanza los penaltis en el PSG.

Otra pelea a balón parado

En las semifinales de la Champions League de 2012 entre Real Madrid y Bayern de Múnich, Ribéry y Robben protagonizaron un conflicto muy similar al de Neymar y Cavani.

En esta ocasión, el detonante fue una falta directa. Ribéry quería lanzarla pero Robben medió para conseguir que fuese Toni Kroos el encargado de chutar.

Robben, futbolista del Bayern de Múnich.
Robben, futbolista del Bayern de Múnich. / EP.

Al francés no le gustó nada la actitud del neerlandés y le propinó un puñetazo en el descanso. Schweinsteiger les separó pero Ribéry tuvo que pagar 50.000 euros de multa según informó el diario 'Bild'. Menos mal que en ese partido de ida al menos ganaron 2-1 a los blancos.

Conflictos con entrenadores

Dos estrellas del fútbol con fuertes personalidades son Zlatan Ibrahimovic y Diego Costa. El díscolo sueco se peleó con su compañero Olof Mellberg tras la derrota ante Ucrania (2-1) en el primer partido de la Eurocopa 2012. Zlatan discutió con el segundo entrenador y Mellberg se posición con el 'míster'.

El vestuario se dividió en dos bandos y Suecia fue eliminada en el segundo partido después de perder ante Inglaterra (2-3)… con dos goles de Mellberg.

El último futbolista de renombre en romper relaciones con su entrenador es Diego Costa. El máximo goleador de la Premier League empezó un conflicto con Conte en el Chelsea al señalar que no respetaba sus lesiones, haciéndole jugar tocado.

En enero, una fuerte discusión entre ambos desató los rumores sobre una posible salida de Costa a China, que finalmente se pospuso de fecha y cambió de lugar con su desembarco en el Atlético de Madrid. Conte y Costa no se volvieron a hablar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios