Guerra comercial UE-EEUU

Bruselas prepara represalias en respuesta a la amenaza arancelaria de Trump

Fuentes de la Comisión Europea hablan de un mazazo por valor de 2.800 millones de euros a ciertas exportaciones estadounidenses.

Fotografía de acero fundido en Australia
Fotografía de acero fundido en Australia / EFE

Suenan los primeros tambores de guerra comercial. La Unión Europea ultima una respuesta a la amenaza arancelaria de Estados Unidos, después de que Donald Trump anunciara este jueves que impondrá cargas a las importaciones de acero y aluminio

Al contraataque, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, confirmó la iniciativa y anunció que la UE "debe tomar medidas ante la imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio por parte de EEUU", al tiempo que acusó a Washington de iniciar la "escalada". Juncker consideró además que la medida estadounidense "no es razonable" y agregó que "el raciocinio está desigualmente distribuido por el mundo".

Fuentes de la Comisión Europea hablan de un mazazo por valor de 2.800 millones de euros a ciertas exportaciones estadounidenses, en referencia a un aumento del 25%. Juncker ya había avanzado que la UE no se iba a quedar "sin hacer nada mientras nuestra industria es golpeada con medidas injustas que ponen en riesgo a miles de empleos europeos". Entre los productos golpeados por los nuevos aranceles figurarán algunos tan emblemáticos como "las motos Harley Davidson, el bourbon o los tejanos Levi's", según ha listado el presidente europeo.

Pero el presidente estadounidense no se arruga. Este mismo viernes asegur en Twitter que las guerras comerciales "son buenas y fáciles de ganar", después de anunciar el jueves aranceles a las importaciones de acero de hasta el 25 % y al aluminio de hasta el 10 % a partir de la próxima semana.

La noticia ha disparado las alertas ante la amenaza con una guerra comercial mundial que, según alertan gobiernos e instituciones, pondrá en peligro la recuperación económica y miles de empleos. El Fondo Monetario Internacional ha advertido de los daños que causaría esta medida, "también a la economía estadounidense". La misma Organización Mundial del Comercio (OMC) se ha mostrado "claramente preocupada por el anuncio de los planes estadounidenses para los aranceles sobre el acero y el aluminio", ha declarado su director general, Roberto Azevêdo, en un comunicado. "El potencial para una escalada es real, como hemos visto con las respuestas iniciales de otros. Una guerra comercial no beneficia a nadie", ha sentenciado.

La última noticia bomba de Trump ha hundido este viernes los principales índices bursátiles, hasta mínimos de hace seis meses. El Ibex cayó 9.531 puntos hasta dejarse un 2,31%. Wall Street, por su parte, abrió este viernes con pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajaba un 1,40 % ante la decisión. Los valores que más sufrieron han sido las grandes empresas siderúrgicas europeas y asiáticas y los grupos automovilísticos multinacionales y a los fabricantes de aviones. ArcelorMittal, el mayor productor de acero del mundo, ha caído un 3,61 % en la Bolsa española, hasta 26,695 euros por acción. Algo mejor le ha ido al fabricante español de acero inoxidable Acerinox, que ha perdido un 2,37 %, hasta 11,965 euros por título.

Asimismo, el dólar se debilitó frente al euro pero también frente a otras divisas, incluida la libra esterlina, después de una semana en la que se había mostrado bastante fuerte. Los analistas de UniCredit observan un aumento de la aversión al riesgo pese a que algunos indicadores económicos en Estados Unidos fueron mejores de lo esperado.

"El proteccionismo comercial aislará a EEUU y, en vez de crear empleo y crecimiento, conseguirá el efecto contrario", ha advertido la comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo en un comunicado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios