Sábado, 23.03.2019 - 16:53 h
Un paso más en la batalla legal

Marín envió una carta personal a Nadal contra el corte de funciones en la CNMC

La CNMC se apoya en la Comisión Europea para defender  las competencias que le ha arrebatado el Ministerio de Energía

José María Marín, presidente de la CNMC, en un acto.
José María Marín, presidente de la CNMC. / EP

El enfrentamiento de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) con el Ministerio de Energía que dirige Álvaro Nadal ya es abierto. El presidente de la CNMC, José María Marín, envió una carta una carta al ministro a principios de octubre en la que explicaba personalmente las razones por las que se opone a perder más competencias. La carta no fue atendida. La Comisión, respaldada por Bruselas, prepara un posible recurso al Tribunal Supremo en defensa de sus tesis y contra Nadal.

Fuentes de la CNMC explican que en el organismo se han barajado otras medidas para dirigirse al ministerio, entre ellas un requerimiento formal. De hecho, el pleno del consejo celebrado el miércoles de la pasada semana analizó tanto el requerimiento como el posible recurso. La existencia de la carta de Marín Quemada ha sido confirmada tanto por fuentes de la CNMC como por fuentes del Ministerio de Energía.

La gota que ha colmado el vaso en la CNMC ha sido la aprobación por el Consejo de Ministros de un nuevo trasvase competencial mediante la reorganización de las subdirecciones del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital para adaptarlas a nuevas labores. Con esa reorganización, el ministerio asumirá funciones clave en algunos mercados, por ejemplo, las liquidaciones en el sistema eléctrico.

Los comportamientos y la ley


El Ministerio de Energía sostiene que su comportamiento se ajusta a la ley. Asegura que la Ley Eléctrica, en su artículo 16, establece que es el ministerio el encargado de fijar tanto los peajes como los cargos para atender las primas a las renovables, la deuda eléctrica y las subvenciones a instalaciones fuera de la península. Son funciones que le dan el control sobre 18.000 millones de euros en el sistema eléctrico, el equivalente al presupuesto anual de la Comunidad de Madrid.

La Comisión europea no lo ve con buenos ojos. La legislación comunitaria prevé que sean los supervisores independientes los que fijen los peajes eléctricos y del gas. Todo, para evitar que el Gobierno haga política con las facturas de energía para ganar elecciones o negociar presupuestos, como ha sucedido en ocasiones en España.

Los recelos de Bruselas hacia el comportamiento de los ministerios, de Industria antes, y ahora de Energía, llevó a la apertura de un procedimiento de infracción contra España hace más de un año que aún está por resolver. 

Tres ministerios implicados

El enfrentamiento es importante. Están implicados tres ministerios: el de Economía, el de Hacienda y el de Energía. Para que el ministro de Energía Nadal asuma las funciones que hasta ahora desempeñaba la CNMC, además de un real decreto, tendrá que aprobarse una orden ministerial -no está claro de qué departamento en concreto-, cuando haya un acuerdo sobre el traspaso de los medios materiales y humanos.

Hasta un 20% del personal laboral de la CNMC podría verse afectado, según fuentes sindicales y de la propia Comisión. La comisión cuenta con 487 empleados. De ellos, 298 son personal contratado y 189 funcionarios, según consta en la memoria 2016 del organismo.











Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios