Martes, 15.10.2019 - 14:14 h

Las eléctricas ya tienen 'gran hermano': adelantan un año los nuevos contadores

Las eléctricas están a punto de finalizar el cambio de contadores que tiene como fecha límite diciembre de 2018.

Los consumidores se quejan porque las compañías no ofrecen todos las capacidades que ofrece el nuevo contador.

Instalación de nuevos equipos de medida.

Algo ha cambiado en el sector eléctrico, poco dado a las novedades. El cambio de 28 millones de contadores tradicionales por equipos "inteligentes" está prácticamente concluido. Las compañías incumplieron los plazos previstos en la primera norma del año 2009, pero han acelerado el cambio y han ganado un año. La fecha fijada para completar el cambio de todos los equipos de medida es diciembre de 2018.

Los informes que estos días analiza la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) indican que todas las compañías están a punto de completar el proceso. Viesgo ya lo ha hecho y ha cambiado el 100% de sus equipos de medida.

El "gran hermano" eléctrico está a punto. Con los nuevos equipos las empresas eléctricas podrán gestionar a distancia la relación con el cliente. El usuario, por su parte, tendrá la posibilidad de modular su consumo según horas y precios, así como estar informado de novedades, ofertas y nuevos contratos en dispositivos móviles. Para las compañías, el control de datos y el conocimiento al segundo de usos y costumbres de los usuarios es oro molido.Inversión millonaria

La inversión realizada en el proceso de cambio no está clara porque las compañías no aplican los mismos criterios. Endesa asegura que de 2015 a 2019, la inversión habrá ascendido a 600 millones de euros mientras que Iberdrola eleva la inversión realizada hasta los 2.000 millones y EDP la sitúa en 200 millones. La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán suma en esa cifra el cambio de equipos de medida y la modernización y digitalización de su red eléctrica. Viesgo y Gas Natural Fenosa no cuantificaron la inversión concreta.

Todas las empresas han acelerado. Viesgo ha cambiado todo su parque de contadores; Iberdrola ha llegado al 95% mientras que Endesa, Gas Natural Fenosa y EDP rozaban ese porcentaje en agosto. Todas han ganado un año porque el tiempo apura. El cambio de hábitos de los usuarios se ha dejado notar en el consumo y se impone una nueva relación con el cliente.

Pero hay roces. Las asociaciones de consumidores son muy críticas con la actuación de las empresas. El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, asegura que las eléctricas han cambiado los contadores -y cobrado más a los usuarios por la novedad- pero sin ofrecer todas las posibilidades del nuevo aparato (telegestión). "Ha habido lugares en los que se han cambiado contadores y han seguido con las lecturas de consumo "in situ", algo incréible", explica Sánchez.

También la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) tiene reproches que hacer. Sus portavocez cuestionan cómo se ha gestionado el proceso de cambio y la infrautilización de los nuevos aparatos instalados que, eso sí, pagan los consumidores, según lo aprobado por el Gobierno en el año 2013.Funciones, alquiler y polémica

La polémica sobre las funciones del nuevo contador y el alquiler que pagan los usuarios (un máximo de 1,36 euros mes) tomó forma de denuncia de la organización Facua contra Endesa en el año 2014. La queja acabó en una multa de 400.000 euros contra la empresa y la devolución del beneficio obtenido, 1,3 millones.

La denuncia señalaba la existencia de un gran número de contadores de telegestión instalados pero inútiles porque no estaban integrados en el sistema. No reportaban ninguna ventaja adicional sobre los equipos tradicionales ni tampoco prestaban más servicios. Pese a ello, la compañía cobraba un precio de alquiler como equipo telegestionado, según la Junta. La denuncia, "discutible" según la empresa, sigue siendo válida para otras comunidades españolas "que no han atendido las quejas" apunta Facua.

Lo cierto es que las eléctricas han tenido mucha manga ancha por parte de la administración a la hora de cumplir los plazos que se establecieron en 2009 en el denominado Plan Contador. Según el plan, en diciembre de 2011 deberían haberse sustituido el 30% de los equipos de medida. En 2012, el Gobierno tuvo que abrir la mano y fijó en diciembre de 2014 como objetivo un 35% de equipos sustituidos. "No hubo sanción por el incumplimiento" destacan en las organizaciones de consumidores.

Desde entones, ha habido una carrera para sustituir los contadores cuanto antes. En la economía 2.0, el conocimiento es dinero y las empresas lo saben. 

Ahora en Portada 

Comentarios