Un sistema que trata de recuperarse de los recortes 

En España hay 319.112 personas con derecho a Dependencia que no la cobran

Pese a la mejora en los dos últimos años quienes están en ese 'limbo' son un 26% más que en 2009

Personas con derecho a la Dependencia que no la cobran

En España hay más de 300.000 personas con derecho a una ayuda a la dependencia, que aún no la reciben. Son quienes se encuentran en el llamado “limbo de la dependencia” y su número ha aumentado un 26% desde el año 2009. Según un estudio publicado por Fedea, el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) habría comenzado a recuperarse en los dos últimos años, después de padecer fuertes recortes y luego un periodo de estancamiento entre 2012 y 2015. 

Desde su entrada en vigor en 2007, el sistema ofrece servicios y prestaciones económicas a quienes se encuentran en situación de dependencia y requieren una ayuda especial para llevar a cabo las actividades de la vida diaria. Hasta junio de este año 319.112 personas con derecho a ella seguían sin haberla percibido

Los países de Europa del Norte nos llevan bastante ventaja en este tema. Suiza, Holanda, Suecia y Noruega destinan más ayudas a la dependencia que el promedio de la OCDE. España, sin embargo, se sitúa en un nivel medio-bajo de ayudas (9%). En lo que respecta al gasto en cuidados de larga duración, en los países del sur como España e Italia, no supera el 1% del PIB, mientras que en el Norte del Continente se destina entre el 2,5% y 3% del PIB a cuidados de larga duración, superando al promedio de la OCDE.

Las listas de espera, un problema

Las listas de espera para recibir las prestaciones del SAAD (el llamado limbo de la dependencia) se incrementaron bruscamente en la segunda mitad de 2015 por el impacto de la incorporación de los dependientes moderados pero han comenzado a reducirse en los dos últimos años. A nivel autonómico destaca el caso de Baleares y Murcia que han logrado rebajar la fracción de dependientes en el limbo en 17 puntos porcentuales.

Es cierto que desde 2015 los individuos pendientes de recibir prestación ascendían a 384.326, por lo que hasta junio de este año el dato registra una mejora del 20%. Sin embargo y pese a este avance, las cifras todavía se mantienen lejos de los valores previos a diciembre 2015.

Enormes diferencias entre territorios

A nivel territorial persisten enormes diferencias entre comunidades en el peso de las prestaciones por cuidados en el entorno familiar. Así en Baleares aún representan cerca del 70% del total, mucho más que en Madrid (22%) o La Rioja (30%). A la vez, el peso de los cuidadores en el entorno familiar, pese a ser el componente más representativo de las prestaciones económicas, ha ido disminuyendo paulatinamente en los últimos años (desde el 51,1% de 2009 el 34% actual).

Entre 2015 y 2017 el número de personas que ya tienen prestación aumenta más que el de personas con derecho a ella. Un ejemplo de ello es Aragón, donde el incremento del número de individuos con prestaciones supera el 25% entre 2016 y 2017, mientras que el alza en el número de personas con derecho a prestación no llega al 1% en ese mismo periodo.


Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios