Domingo, 15.12.2019 - 12:36 h

Papa. El historiador garcía de cortázar destaca entre los retos del papa dar mayor protagonismo a la mujer en la iglesia


El historiador, jesuita y catedrático Fernando García de Cortázar considera que al nuevo Papa Francisco “no le va a temblar la mano ante la Curia”, y cree que uno de los principales retos que a su juicio debe afrontar el recién elegido Pontífice es dar una mayor participación a la mujer en la Iglesia.
En una entrevista concedida a Servimedia, García de Cortázar, que reconoció que Jorge Mario Bergoglio no estaba en sus quinielas, saludó el origen hispanoamericano del nuevo Papa, sobre todo cuando el continente americano tiene la mitad de los católicos del mundo, y destacó que es una persona con un carisma de pobreza y austeridad enorme, “y un hombre decidido por su carácter”.
Por ello, cree que “no le va a temblar la mano ante determinadas actuaciones, sobre todo respecto de la Curia, que ha debido ser el problema de estos años del pontificado” y de la que dijo que “se ha prestado al tráfico de influencias, a los poderes en la sombra”. Además, señaló que no se puede imponer al Papa la Curia, y “creo que eso es un gran desafío”.
“Yo creo que, desde ese punto de vista, (el nuevo Papa) representa una llamada a un mundo de los pobres”, dijo, “y, por otro lado, acabar con aspectos de boato de la Curia y del papado que probablemente se desdicen de esa misión de la Iglesia que hace como centro fundamental de su actividad el mundo de los marginados y de los pobres”.
García de Cortázar está convencido de que con el Papa Francisco, por su carácter de líder y su seguridad en sí mismo, estamos ante “una posibilidad de cambio” en la Iglesia, sobre todo en esa línea de austeridad.
Este jesuita e historiador destacó entre los principales retos a los que debe hacer frente el nuevo Pontífice la mayor participación de la mujer en la Iglesia. “No hay más que acercarse a las iglesias para ver que las principales clientelas muchas veces son femeninas. No puede seguir esto así”, afirmó.
A su juicio, las limitaciones al papel de la mujer en la Iglesia que ha habido han sido puramente culturales, por lo que significaba la mujer en tiempos del evangelio y en tiempos más remotos, y “yo creo que (la Iglesia) tiene que acomodarse mucho más a lo que la mujer en este momento, en el siglo XXI, es”.
Según García de Cortázar, el nuevo Papa debe ser “un Papa contra nuestro tiempo, un Papa que busque la originalidad del mensaje cristiano más allá de un tiempo en el cuál realmente se ha caracterizado por la frivolidad, por la banalidad, por la falta de pensamiento recio. Yo creo que la Iglesia, y así lo creo firmemente como historiador, tiene que presentar el mensaje cristiano, que es el mensaje de la igualdad” que ha imperado desde el origen del cristianismo y “actuar sin complejos” en esta materia.
MORAL SEXUAL Y CELIBATO
Además del mayor protagonismo de la mujer en la Iglesia y de la reforma de la Curia romana, García de Cortázar también apuntó entre los desafíos que debe afrontar Francisco la revisión de “determinados aspectos de la moral sexual” y de la ley del celibato.
García de Cortázar habló también sobre lo que ha precedido a la elección del nuevo Papa, la dimisión de Benedicto XVI, y manifestó que le parece “una señal de modernidad que el Papa renuncie”. Indicó que la Iglesia es “una institución humana que transmite un mensaje divino” y que “debe acomodarse al guión humano”, que, en su opinión, “pasa por la vejez y también por la jubilación”.
Por ello, García de Cortázar manifestó que le parece “muy bien que un Papa reconozca que le faltan las fuerzas y que también desea jubilarse como también se jubilan el común de los mortales. Me parece estupendo”, concluyó.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING