Jueves, 20.02.2020 - 03:33 h
Tras los EREs de Santander y CaixaBank

La CNMC vigila de cerca el cierre masivo de oficinas bancarias en zonas rurales

El organismo supervisor está "preocupado" ante una posible concentración excesiva en algunas poblaciones.

José María Marín Quemada
La CNMC vigila de cerca el cierre masivo de oficinas bancarias en zonas rurales. / EP

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) vigila de cerca los cierres masivos de oficinas que están aplicando las diferentes entidades bancarias, como acaban de hacer Santander y CaixaBank con el objetivo de evitar una concentración excesiva en algunas poblaciones rurales donde ya existe un menor grado de competencia, tal y  como muestran algunos estudios del Banco de España.

Así lo ha señalado el presidente del organismo regulador, José María Marín Quemada, cuando ha sido preguntado al respecto durante su participación en un curso de verano organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con la Apie y BBVA. "Es un tema que estudiamos mucho y nos preocupa que en algunas poblaciones pueda haber una concentración excesiva de oficinas bancarias", ha apuntado Marín Quemada.

El presidente de la CNMC, no obstante, cree que hay que mirar este tema con cierta "flexibilidad", puesto que considera que el cierre de oficinas es un proceso "imparable" por el desarrollo de la banca por internet. Es más, Marín Quemada ha relacionado el proceso con la retirada de cabinas telefónicas, aunque ha incidido en que el caso no es estrictamente comparable, dado que las sucursales seguirán siendo necesarias, al menos, durante algunos años más.

Sea como fuere, el hecho de que la banca haya clausurado 20.o00 oficinas bancarias desde la crisis -y de que tenga margen para cerrar otras 3.000 más-, ha encendido las alertas del supervisor respecto a los niveles de competencia en algunas zonas de España.

Y es que según un estudio del Banco de España publicado en 2017, los niveles de concentración bancaria en algunas zonas del interior de la península se ha incrementado significativamente desde la crisis financiera, siendo el caso especialmente significativo en provincias como Huesca y Teruel.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING