Martes, 19.03.2019 - 18:49 h
Factura 30 millones

La empresa de gas licuado que ha hecho del mundo rural su nicho de mercado

Primagas, una empresa familiar filial de una multinacional, cuenta con 12.000 cliente y lleva el gas a domicilio donde no llega el canalizado.

Primagas
La empresa de gas licuado que ha hecho del mundo rural su nicho de mercado. / Archivo

Cuando todos abandonan el mundo rural, Primagas ha visto allí su nicho de negocio y pretende "llegar a donde otros no llegan" suministrando gas licuado del petróleo donde la infraestructura de distribución de gas natural no existe. Esta empresa familiar, filial de la multinacional holandesa SHV Energy, cuenta con 12.000 clientes, la mayoría en zonas rurales, y factura 30 millones de euros en España, donde se instaló en 1996, "cuando se liberalizó el mercado".

Según explica a La Información su director, Xavier Martínez, el plan es duplicar esas cifras y alcanzar los 25.000 clientes y los 5 millones de toneladas vendidas en 2020 y todo con una opción energética "más barata, más eficiente y menos contaminante". Primagas suministra a explotaciones agrícolas, estaciones de esquí, casas rurales, pequeños pueblos, industrias artesanales, tiendas, domicilios particulares y es especialmente fuerte en Galicia, Asturias y Cataluña. Su objetivo son localidades de menos de 15.000 habitantes y la estrategia parece funcionarle ya que en 2017 creció un 20%.

Desde la firma, entienden que el producto que comercializan reduce un 40% las emisiones de CO2 respecto a otros combustibles fósiles tradicionales como el gasóleo o el carbón, que son los habitualmente utilizados en las zonas rurales.

"Se habla mucho de la boina de contaminación de grandes ciudades como Madrid, pero la calidad del aire es mala en muchas zonas rurales", explica Xavier Martínez, "allí se quema tradicionalmente leña, gasóleo… Aunque parezca mentira, en las zonas rurales en España es donde se concentra gran parte de las energías más contaminantes porque sus áreas, en muchas ocasiones, no tienen conexión al suministro por red".

"Por este motivo y, teniendo en cuenta la mala calidad del aire en España, es necesario trabajar en estas zonas para reducir las emisiones de CO2 y colaborar así en la transición energética. En este contexto, el gas licuado  aparece como una solución real y eficaz, capaz de dar respuesta a la demanda actual", asegura Martínez . Así es como Primagas se convierte en la "alternativa limpia y eficiente al gasóleo, tanto para particulares como para negocios, grandes y pequeños, con soluciones adaptadas a las necesidades de cada cliente".

"En estas zonas se consume una gran cantidad de energías altamente contaminantes, con tecnologías antiguas e ineficientes, por ello ofrecemos otras que reducen las emisiones de óxido de nitrógeno y otras partículas tóxicas hasta en un 96% y que no generan residuos nocivos ni peligrosos que puedan acabar en suelo y aguas", señala el director de la empresa.

La compañía cuenta con 12 puntos de carga para suministrar su energía desde España y Francia y tiene al servicio del cliente 21 equipos las 24 horas del día, lo que le permite ofrecer una atención flexible en cualquier momento. Primagas también dispone con otro punto de carga marítima con una infraestructura en el puerto de Barcelona (Koalagas).

El grupo ve en España un potencial mercado dónde seguir creciendo y por el que seguir apostando. Un mercado, en fin, "donde crecer y hacer accesible su energía". Primagas se vanagloria igualmente de ser la "primera empresa en el sector que rompió con la política de contratos a 10 años, ofreciendo contratos de menor duración (5 años)".

Ahora en Portada 

Comentarios