Telefónica tiene 4,66 millones de clientes convergentes

Unos 12 millones de usuarios tienen fijo y móvil con la misma operadora

Es un fenómeno de gran interés para las compañías, puesto que se trata de clientes más rentables, y en el que Telefónica lleva la delantera.

Telefónica
Telefónica / José González

Cerca de doce millones de usuarios tienen contratadas sus comunicaciones fijas y móviles con la misma operadora, un fenómeno de gran interés para las compañías, puesto que se trata de clientes más rentables, y en el que Telefónica lleva la delantera.

Según los datos difundidos por las compañías al cierre del segundo trimestre, Telefónica cuenta con 4,66 millones de clientes convergentes, que son los que tiene contratadas con ella varios de los servicios básicos de telecomunicaciones: telefonía fija, móvil, televisión por cable y acceso a internet.

En el último año Telefónica ha incrementado esa cifra un 4%, mientras que sus dos competidoras más inmediatas, Orange y Vodafone, han visto caer sus clientes convergentes un 2,26 y un 2,06%, respectivamente, hasta 3,13 millones y 2,32 millones.

Aunque MásMóvil no facilita datos de clientes convergentes, sí diferencia entre los que lo son sólo de móvil, lo que permite deducir que prácticamente la mayoría del resto (1,2 millones, un 65 % más que un año antes) lo son de móvil y banda ancha fija al mismo tiempo.

Si se comparan los datos del pasado junio con los de hace dos años el incremento logrado por Telefónica se eleva al 6,6 %, mientras que los descensos de Orange y Vodafone se contienen al 0,9 y 0,3 %, respectivamente.

Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), al comienzo de este año había en España unos 12,2 millones de este tipo de clientes de telecomunicaciones, casi 600.000 más que doce meses antes. El regulador explica en su último informe anual que a partir de 2012, con el lanzamiento de Movistar Fusión, se popularizaron los empaquetamientos cuádruples (con servicios fijos y móviles tanto de voz como de banda ancha de datos).

Dos años más tarde, Movistar comenzó a apostar por los contenidos y, por tanto, por los paquetes quíntuples (también con televisión de pago) y luego le siguieron el resto de los principales operadores. Desde entonces, los quíntuples no han dejado de crecer hasta rozar los 6 millones al final de 2018, aunque el avance interanual del 8,4 % fue sensiblemente inferior a los de dos dígitos de años anteriores.

Los paquetes cuádruples también crecieron en 2018, al sumar más de 100.000 clientes y alcanzar los 6,3 millones, tras haberse estancado en 2017. Los paquetes dobles (telefonía y banda ancha fija) y triples (también con televisión) volvieron a caer, en concreto el 6,5 % y el 18 %, respectivamente, algo que ocurre desde 2012.

Ahora en Portada 

Comentarios