Con un tostador de café y horno

La enigmática ciudad de Milán, el café y la famosa cadena de cafeterías Starbucks

En un palacio imponente, sobre Via Dante, en la Piazza Corduiso, se encuentra la primera cafetería de la cadena norteamericana en la urbe italiana.

sTARBUCKS
Espectacular cafetería de Starbucks en Milan.

Italia y el café tienen una relación especial que pocos otros lugares siquiera imaginan. La calidad del café que se bebe en este país, es dulce en la boca, tiene cierto cuerpo, es cremoso y es intenso. Un café en Italia es una medida ligeramente más corta que el de un expresso tradicional. Una taza pequeña, un sorbo, un instante para sorber en la boca un registro de matices dulces que nada tiene que ver con el café que por desgracia tomamos en España. No es sólo el origen del café, sino su tostado y el reglaje de la máquina para ajustarla en temperatura, presión y dosis adecuadas.

Puede que no haya aromas que cautiven tanto los sentidos como el de un buen café y el del mejor pan. Es difícil imaginar aromas más intensos que el de un tostador de café y un horno donde se elabore pan. Si además, tostador y horno, se encuentran bajo el mismo techo, la intensidad de ambos aromas puede ser bestial. Este es el proyecto de Starbucks en la apertura de su primer café en Italia, en Milán. En un palacio imponente, sobre Via Dante, en la Piazza Corduiso; en la zona más noble de la ciudad, se abre un espacio único en Europa con tostador de café y horno de leña para elaborar pan.

Todos los elementos que integran el Palacio son artesanales y genuinamente italianos. El surtidor de café Scolari, se fabricó a unos kilómetros del centro de la ciudad. Mientras la encimera de la barra central de mármol de Toscana, la del bar situado en la primera planta es de mármol de Calacatta de una sóla pieza de 10 metros de longitud. El horno de leña de la panadería se ha construido ladrillo a ladrillo por artesanos locales especializados. El suelo palladiana cincelado a mano, tableros de madera verde brillante realizado por el artesano italiano Solari. En la terraza una llamativa estatua de la sirena, símbolo de Starbucks, tallada a mano en mármol de Carrara por el escultor Toscano Giovanni Balderi.

Un horno que se encuentra también en el mismo local.
Un horno que se encuentra también en el mismo local.

Con una visión panorámica de 360 grados se puede seguir el proceso de tueste y elaboración del café. Los mejores granos de arábica de más de 30 países cuidadosamente seleccionados se vierten desde el saco de arpillera, hasta el tostador. Después, pasa por las bandejas de enfriamiento y llega al enorme barril de 6,5 metros de altura que se abre como una flor, para expulsar los gases del café. A partir de aquí, el café recién tostado viaja a través de tubos de cobre por el techo del espacio hasta llenar los silos de las barras de la tienda. También se puede observar cómo se elabora la masa a partir de la harina y agua más pura.

En la barra de café los baristas prepararán un menú de más de 115 bebidas a través de múltiples métodos de elaboración: ModBar® Pour Over, Chemex, Coffee Press, Siphon, Espresso, Cold Brew y el café patentado CloverTM Brewed. En esta barra también contarán con un espacio exclusivamente dedicado a la elaboración del affogato de Starbucks, un postre típico italiano elaborado a base de café y helado artesanal, que acaban de forma espectacular con un toque de nitrógeno líquido, un helado perfecto que se termina con un delicioso shot de expresso. En el Scooping Bar, que recuerda los mercados tradicionales, se podrá adquirir café que envasan al momento para llevar a casa.

Ahora en Portada 

Comentarios