Lunes, 23.09.2019 - 18:45 h

Patrick Gouveia, el asesino de Pioz, asegura que no se acuerda de los hechos

En las declaraciones al juez, el supuesto autor de los crímenes de Pioz, Patrick Gouveia, afirma no recordar asesinar a sus cuatro familiares.

Recientemente se supo que había estado intercambiando mensajes vía WhatsApp con un amigo, e incluso envió fotos de los cadáveres descuartizados.

El asesino de Pioz asegura que no se acuerda de los hechos

Patrick Gouveia aseguró al juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Guadalajara que no recordaba nada. Estas declaraciones ocurrieron el día que se entregó,antes de saber que había estado enviándose fotos vía WhatsApp de los cuerpos descuartizados de sus familiares con su amigo Marvin Henriques Correia

"La última imagen que tengo es verla limpiando los platos y el siguiente recuerdo que tengo es Janaina y los niños muertos en el suelo, durante ese lapso de tiempo no recuerdo nada. No recuerdo haber empleado la navaja contra Janaina y los niños", aseguró al juez ese día, según relata 'ABC'.

Lo mismo con su tío: "La última imagen que tengo de mi tío es frente a mí en el pasillo hablando normal y tranquilo. Creo que se sorprendió al verme. Estábamos sentados hablando y mi tío pasó a dar alguna luz. No me preguntó por Janaina y los niños. La siguiente imagen que tengo es de mi tío muerto en el pasillo".

Estas elipsis mentales contrastan con la premeditación milimétrica previa a los crímenes de sus dos tíos y los dos pequeños. Patrick Gouveia sí afirmó que había adquirido todos los elementos necesarios. La navaja con la que los apuñaló, las bolsas de plástico y la cinta americana, comprados en el Parque Corredor de Torrejón de Ardoz.

"Mi intención era hacer daño, las bolsas de basura y la cinta americana creo que podrían estar relacionadas aunque no exactamente con lo que realmente pasó", confiesa Gouveia, que estaba viviendo en Alcalá de Henares desde el 6 de agosto, a unos 20 minutos de Pioz. El presunto autor de los crímenes llegó en autobús a Pioz, en torno a las cuatro de la tarde. Su tío llegó unas horas después, tras acabar su jornada laboral a las seis.

Después de descuartizar los cuerpos, tiró la navaja y una toalla que usó en unos contenedores. Pasó la noche en la casa, intercambiando mensajes con su confidente. A la pregunta del juez sobre si pensaba que no descubrirían los cadáveres, contestó que "los últimos días estaba bebiendo y bebiendo, sabía que me iba a encontrar aquí donde estoy ahora".

Patrick Gouveia se entregó el pasado día 19 de octubre ya que en las cárceles brasileñas los asesinos de niños no duran mucho tiempo con vida. Ahora se encuentra en la cárcel de Alcalá-Meco, pero los miembros de las bandas latinas que están presos aquí también actúan igual y las autoridades penitenciarias han pedido un cambio de prisión.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios