Viernes, 22.03.2019 - 03:55 h
En el año 2004

BBVA pagó a Villarejo medio millón para investigar el ataque al banco de Sacyr

La entidad encargó al polémico comisario controlar a los principales promotores de la operación: Luis del Rivero, Juan Abelló y Miguel Sebastián. 

Luis Del Rivero, De Sacyr
BBVA pagó a Villarejo medio millón en plena guerra del banco contra Sacyr / EP

El BBVA contrató los servicios del polémico comisario José Manuel Villarejo en el año 2004 para intentar evitar la toma del banco por Sacyr. Según se desprende del trabajo conjunto de investigación de 'El Confidencial' y 'moncloa.com', la segunda entidad financiera de nuestro país llegó a pagar a Villarejo más de medio millón de euros.

De acuerdo con los documentos que manejan ambos medios, la labor del comisario consistió en investigar a los principales promotores de esa operación que pretendía sacar a Francisco González de la presidencia del banco: el presidente de la constructora en aquella época, Luis del Rivero; su accionista y consejero Juan Abelló, y el entonces jefe de la Oficina Económica de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián.

El encargo, sellado en varios contratos, concluyó cuando los promotores del asalto desistieron de tomar el control del consejo del banco y forzar el relevo de González, tras toparse con las trabas del Banco de España.

Según revela 'El Confidencial', los primeros contratos datan del 2 de diciembre de 2004, poco después de que el consejo de Sacyr autorizara a Del Rivero a tomar una participación significativa del banco, confirmando el interés del Gobierno socialista por infiltrarse en la segunda entidad de España y forzar la salida de su primer ejecutivo, aupado al cargo por el anterior Ejecutivo de José María Aznar.

'Operación Trampa' fue el nombre con el que se bautizó la investigación de Villarejo a Sacyr y el gabinete del PSOE. Por esa labor, el banco se comprometió a pagar al comisario un mínimo de 360.000 euros más IVA (417.600 euros), y un pago adicional de 120.000 euros tras el éxito de la operación, según los contratos. Sin embargo, y siempre de acuerdo con las informaciones publicadas, en contratos iniciales llegaron a barajar el abono de hasta 870.000 euros.

Según los documentos hasta ahora secretos, el representante de BBVA encargado de cerrar el acuerdo con Villarejo fue el entonces director de Seguridad Corporativa del banco, el excomisario de la Policía Nacional Julio Corrochano, cuya salida del banco coincidió con la publicación de los primeros audios de Villarejo. Mientras, este último contó con la representación legal del abogado Rafael Redondo, investigado igualmente en la operación Tándem, a través de V&V Development, una de las marcas que dependían del 'holding' Club Exclusivo de Negocios y Transacciones SL, la principal compañía de Villarejo.

La pretensión de Sacyr de hacerse con el 3,1% del capital del BBVA y, de esta forma, asaltar la presidencia de FG, topó sin embargo con el Banco de España de Jaime Caruana. Hay que recordar que el PP había perdido las elecciones de 2004 y, entonces, varios empresarios madrileños trataron de tomar el control de BBVA con el respaldo de los socialistas de Zapatero. Fue el caso de Del Rivero y Abelló, que vieron frustrado su intento de relevar a los empresarios colocados a dedo por Aznar en el banco con sede en Bilbao, como sí lograron en Repsol, con el relevo de Alfonso Cortina y el nombramiento de Antonio Brufau.

Ahora en Portada 

Comentarios