Miércoles, 16.10.2019 - 17:25 h
Transición energética

Los sindicatos asumen la desaparición de más de 2.000 mineros del carbón en 2020

Piden un plan para que haya una salida justa para cada caso para evitar que haya una protesta social elevada en las comarcas afectadas.

El Gobierno modifica el mecanismo de ayudas por costes laborales mediante prejubilaciones en la minería del carbón
a minería del carbón afronta tres años muy complicados con  el fin de su actividad previsto para 2020. EFE. 

Los sindicatos vinculados al sector minero tienen asumido que habrá que regularizar la situación de los más de 2.000 mineros que se quedarán sin trabajo en 2020, para cumplir con la reducción de emisiones contaminantes a que se ha comprometido España y cumplir con los requisitos internacionales del cambio climático. 

Este mismo viernes, desde el sindicato CCOO se alertaba del problema de que "en España estamos enrocados en el carbón", pero es un sector que ha cumplido su ciclo por lo que hay que conseguir una salida respetuosa con los 1.500 o 2.000 trabajadores del sector, en palabras del secretario de Medio Ambiente y Movilidad de Comisiones Obreras, Mariano Sanz Lubeiro.

La transición energética del carbón "se debe hacer" porque es necesario reducir las emisiones que provocan el calentamiento global y porque España debe respetar los pactos que ha asumido a nivel internacional, explica el responsable sindical, que acaba de cumplir su primer año al frente de la secretaria. En España solo hay entre 1.500 y 2.000 mineros actualmente, por lo que hay que buscar "una salida justa, respetando la situación laboral de cada trabajador", subraya, porque "el carbón ha salido de su ciclo" y es un sector que "hay que modificarlo", a pesar de la "contestación social que surgirá".

El país tiene "unos compromisos con la Unión Europea" (reducción de emisiones de un 40% para 2030 con respecto a 1990), y en ese marco "habrá que ver qué salidas se plantean para el carbón", apunta el secretario de medio ambiente y movilidad de CC.OO., porque "a finales de 2018 deberán cerrar las empresas no rentables". Según el informe "Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España 1990-2017" presentado por CCOO en mayo pasado, las emisiones de CO2 aumentaron el año pasado en un 4,46 % con respecto al 2016.

Final de las centrales térmicas

El crecimiento de las emisiones contaminantes se debió, según el sindicato, a un mayor uso de combustibles fósiles, entre ellos de carbón para la generación de energía eléctrica. En relación con las térmicas, Sanz Lubeiro asegura que hay que estudiarlas en la "medida que sean rentables" no solo por el tema de los pagos por capacidad, sino también porque en 2020 tienen que asumir una directiva europea de emisiones.

Tanto CCOO como UGT mantienen sus reivindicaciones para que el ajuste en el sector, tanto de los mineros como de la actividad que se va a perder por la reducción de las centrales, se haga de una forma proporcionada y no traumática. A finales de julio pasado se reunieron con los responsables del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón en Madrid ya ha terminado.

Sobre la mesa estuvo la petición de las centrales UGT y CC OO de reclamar un nuevo Plan del Carbón hasta 2026, que permita la supervivencia de las minas españolas, manteniendo su empleo, y que haga que las térmicas alimentadas con este mineral puedan tener una vida útil más larga. En respuesta, el Gobierno comprometió a estudiar las reivindicaciones del sector y a dar una respuesta definitiva, en forma de documento, el día 11 de septiembre.

Ahora en Portada 

Comentarios