Martes, 17.07.2018 - 15:19 h
Confía en la segunda vuelta 

Casado rechaza apoyar la lista más votada porque cree que hay un "empate técnico"

Niega que vaya a haber un acuerdo de unidad antes del Congreso Extraordinario aunque sigue garantizando la integración de los candidatos. 

Casado anuncia su candidatura a presidir el PP
Casado anuncia su candidatura a presidir el PP / EFE

El candidato a la presidencia del PP, Pablo Casado, rechaza apoyar la lista más votada porque considera que de la primera vuelta no salió un ganador claro. Alega un "empate técnico" y no da importancia a los más de 1.000 votos que le separan de su oponente, lo que para Saénz de Santamaría supone un abismo y en base a lo que ha armado su principal argumento. El aspirante a la presidencia del PP confía en "todos los que eligieron a Cospedal que ahora tendrán que cambiar su eleccion" para una segunda vuelta, así como en el voto de los compromisarios.

En declaraciones a 'Espejo Público' Casado ha negado con rotundidad que vaya a haber una lista unitaria antes de la votación del próximo Congreso Extraordinario del partido, que tendrá lugar los días 20 y 21 de julio. Asegura que las reglas establecieron una segunda vuelta para hacer prevalecer la lista más votada, el eslogan principal de Saénz de Santamaría, y que no va a paralizar el proceso. Promete presentar batalla, "eso he aprendido de Rajoy, yo aguanto lo que me echen".

Vuelve a garantizar también la integración de todos los candidatos, eso sí, después del Congreso. "Soraya no es mi rival, es mi compañera", y no confirma que le esté apoyando el equipo de Cospedal, aparentemente unido en un frente anti Soraya, normalizando que existe un "trabajo conjunto y acuerdos con todos los equipos". Trata de hacer las paces con Margallo y niega que el actual presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, esté haciendo campaña por Saénz de Santamaría. En cuanto a Núñez Feijóo, "será lo que quiera, cuando quiera y cómo quiera", porque "hay que rodearse de los mejores y me encantaría tenerle cerca".

Casado ha hablado de unidad y de dinamismo, de que el PP no puede "estar en funciones". "Pedro Sánchez sigue avanzando y nosotros estamos discutiendo si somos jóvenes, chicos o chicas...", ha lamentado en relación a las declaraciones de Saénz de Santamaría, que el miércoles defendía que "el 63% de los afiliados votó a una mujer y quieren que sea una mujer" quien dirija el partido. "¿Tanta quota o tanto handicap hay en España por ser mujer? Pensar que a alguien se la elige por ser mujer en la Europa del siglo XXI es, tanto menos, extraño" y afirma que dentro del partido "se apuesta por el talento" independientemente del género.

El aspirante niega también que su juventud, "que se pasa con el tiempo" y que "no es tanta" en comparación con líderes de otras formaciones", sea un factor a tener en cuenta. Tampoco es importante el caso judicial abierto por la obtención de su máster en la universidad pública Rey Juan Carlos y zanja el asunto pidiendo que no se haga "juego sucio". Sin embargo, saca pecho al ser preguntado por el apoyo del expresidente del Gobierno Jose María Aznar, "me encanta que los expresidentes me apoyen" aunque destaca que tanto Aznar como Rajoy "están manteniendo la neutralidad".

Casado confirma que ha pedido cortinas el día de la votación de la segunda vuelta y lanza que ha "leído que hay ciertos cargos que se han ofrecido a ciertas personas". Pide "pasar del clientelismo" y modernizar el partido, "que haya más sitios para que se quede más gente" porque en su visión de partido "todo el mundo es necesario".

Casado rechaza apoyar la lista más votada porque cree que hay un "empate técnico"

Ahora en portada

Comentarios