Sábado, 20.10.2018 - 02:44 h
Se aprueba en el Consejo de Ministros

Sánchez responde a la Fundación Franco poniendo en marcha la exhumación

Lo ha confirmado el jefe del Ejecutivo en respuesta a la "suerte de amenaza" vertida por la Fundación Franco sobre que recurrirá en los tribunales.

Sánchez durante su visita a Colombia.
Sánchez durante su visita a Colombia. / Moncloa

La determinación del Gobierno de exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos es "firme" porque "ninguna democracia puede tener ningún mausoleo que rinda tributo a un dictador", ha asegurado este jueves el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en respuesta a la "suerte de amenaza" vertida por la Fundación Franco sobre que recurrirá en los tribunales la exhumación. En rueda de prensa conjunta con el presidente de Colombia, Iván Duque, Sánchez ha confirmado que el Consejo de Ministros aprobará el expediente que iniciará los trámites para la exhumación y que dará un plazo de 15 días a la familia para presentar alegaciones e informar de si se hará cargo de los restos del general.

Sánchez ha enmarcado la determinación de su Gobierno para sacar a Franco del Valle de los Caídos en el "cambio de época" que, a su juicio, se inauguró en junio pasado con la moción de censura que llevó al PSOE al Gobierno. Bajo su punto de vista, para regenerar la vida democrática hay también que "reordenar el pasado para mirar con mayor garantías al futuro".

Franco es la única persona enterrada en el Valle de los Caídos que no fue víctima de la Guerra Civil ni fue represaliado posteriormente durante la dictadura, sino que falleció octogenario de muerte natural y manteniendo la jefatura del Estado.

Se aprueba en el Consejo de Ministros

El Consejo de Ministros inicia el procedimiento para exhumar a Francisco Franco del Valle de los Caídos, con la aprobación de un Acuerdo de incoación que abre el plazo para que la familia del dictador presente alegaciones. Lo presidirá la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo y acudirán todos los ministros excepto el titular de Asuntos Exteriores, Ue y Cooperación, Josep Borrell.

Ese plazo, de 15 días, permitirá a los afectados por la exhumación presentar alegaciones, personarse o comunicar el lugar donde desean que sean sepultados los restos de Franco. Se trata de un trámite técnico con el que el Ejecutivo inicia un proceso que, calcula, puede demorarse hasta final de año. La tramitación para desenterrar los restos de Franco se inició el viernes pasado con la aprobación por el Gobierno del real decreto que reformará la Ley de Memoria Histórica y que tiene que ser convalidado en el Congreso.

Si, en el plazo de 15 días que se inicia con el Acuerdo de incoación, la familia Franco no comunica al Gobierno el lugar donde quiere que sea enterrado el dictador, será el Ejecutivo el que decida dónde será la nueva inhumación "asegurando una digna sepultura". Para ello, deberá solicitar la asignación del correspondiente título de derecho funerario al ayuntamiento en el que vayan a ser enterrados y un informe no vinculante al órgano competente de la comunidad autónoma en materia de sanidad mortuoria, para que sea emitido en el plazo máximo de un mes.

Concluidas estas actuaciones, se volverá a dar un plazo de diez días a los interesados (incluida la familia) para que presenten alegaciones y, transcurrido este, el Consejo de Ministros, mediante "Acuerdo motivado" resolverá si procede la exhumación y el traslado de los restos y su destino.

En el Consejo de Ministros también se aprobará la creación del Consejo Asesor para la revisión de la Ley de Enjuiciamiento Criminal desde una perspectiva de género y la concesión directa de una subvención a las ciudades de Ceuta y Melilla para la mejora de la atención prestada en los centros de acogida de menores extranjeros no acompañados

Ahora en Portada 

Comentarios