Escapada

Boston, tradición y vanguardia en la ciudad donde renació el maratón

A lo largo de todo el litoral se encuentran zonas que bien podían reproducirse en las Islas Británicas.

Boston
Boston / Pixabay

A pesar del elevado porcentaje de rascacielos que rasgan los cielos del país americano, la Costa Este conserva lugares de marcado estilo europeo. A lo largo de todo el litoral se encuentran zonas que bien podían reproducirse en las Islas Británicas. Incluso en algunas ciudades como Boston se mantiene el aspecto casi original que la colonia imprimió en su urbanismo y arquitectura. Jardines muy cuidados, de estilo inglés protegidos por verjas de hierro negro; calles adoquinadas en pleno Siglo XXI, fachadas de característico ladrillo rojo frente a las viejas farolas de gas que siguen alumbrando las noches al sur del río Charles.

Boston es el fruto de una tradición en continuo progreso, ha sido la vanguardia rompedora de un país moderno y el testigo de una historia revolucionaria. Boston es la suma de una tradición profunda anclada en la vieja Metrópoli y el progreso que sirvió de motor de una nueva realidad. La vieja y clásica elegancia heredada de los ingleses, deja paso al ímpetu del conocimiento de una juventud que se abre paso con el descaro de haber aprendido de la excelencia académica que dos de las más prestigiosas universidades del mundo: Harvard y el MIT destilan al otro lado del río.

El río marcó la historia y la evolución de esta ciudad y de todo el país norteamericano. A lo largo de la llamada Freedom Trail, y en Copley Square se resume la breve e intensa historia de Boston. La fotografía que mejor define Boston, su pasado histórico y su vanguardia es el contraste que la Trinity y la Old South Church reflejan en la azulada Torre Hankok. El tiempo, las estaciones marcan el paisaje de la ciudad. Del dorado que marca el otoño, el blanco y gris del invierno, al verde de sus jardines y el azul de un cielo que en primavera luce magnífica la ciudad.

Charles Street es un encantador paseo a cuyos lados se esconden hermosos jardines de estilo victoriano ocultos tras las verjas y entre la densa e infinita hilera de árboles que van de Brattle Street a Harvard Square para dar sombra a una interesantísima lista de librerías cuyo fondo editorial son parte del conocimiento que difunde la ciudad. Mientras en Common park se alza la característica cúpula dorada de la sede del gobierno, en Beacon Hill, encontramos casas y tiendas con encanto. Alrededor de Back Bay se alzan las mejores mansiones de estilo victoriano.

En Boston hay que pasear por: North End, el verdadero centro de la ciudad, el punto en el que nació Boston, ha recuperado el alma que también tuvo en otro tiempo. Con el tráfico rodado que se desvió bajo tierra, el barrio se ha recuperado la vida en la calle. Visitar el ICA una moderna estructura de cristal junto al mar en la que se realizan interesantes exposiciones de arte contemporáneo. Faneuil Hall, mercado histórico desde 1750, es uno de los complejos arquitectónicos más representativos de la ciudad, es ahora un moderno y atractivo centro comercial con tiendas de todo tipo y restaurantes.

Incluso en la prueba reina del atletismo, Boston marcó tendencia. Este lunes pasado (siempre se corre en lunes) se ha celebrado una nueva edición del maratón más antiguo de cuantos se celebran hoy. Boston celebro el primer maratón de la era moderna y desde entonces la ciudad se vuelca con el maratón más mítico de cuantos se celebran hoy. Fenway park fue un día el primer estadio de beisbol y el TD Garden, casa de los Celtics, el equipo más laureado de la NBA; dan una idea de la pasión y el interés con que la ciudad vive y practica deporte.

Al estilo de los mejores clubs de jazz de Chicago y Nueva York, Beehive, es el lugar idóneo al que acudir para escuchar buena música en directo. Y mientras escucha las mejores bandas en directo puede cenar algo sencillo. Boston Yatch Haven es un hotel... diferente, un pequeño hotel localizado en la marina, de modo que sus huéspedes se despiertan con las mejores vistas posibles sobre el mar, rodeado de fabulosos yates. Para disfrutar de un buen desayuno, Beacon Hill Bistro. La cocina más típica de la ciudad incluye langostas y ostras y el lugar para probarlas es Oyster House. Para comer carne Fleming’s Steakhouse & Wine Bar.

Boston, tradición y vanguardia en la ciudad donde renació el maratón

Ahora en portada

Comentarios