Martes, 19.11.2019 - 07:07 h
No todo es leer libros

Beber vino, decir palabrotas y otras seis señales increíbles de que eres inteligente

Varios estudios establecen relaciones inesperadas entre la inteligencia y ciertos hábitos cotidianos como el de beber vino.

Leer se asocia a una mayor inteligencia, pero no es la única señal
Leer se asocia a una mayor inteligencia, pero no es la única señal. / Pixabay

Hay múltiples definiciones de la inteligencia, pero una de las más aceptadas en la actualidad es la que concebía a mediados del siglo XX el psicólogo y biólogo suizo Jean Piaget: la inteligencia supone la capacidad de adaptarse al medio, que siempre es cambiante. Por eso, la creatividad, la capacidad matemática y espacial o la lógica son tres elementos considerados como parte de toda persona inteligente. Pero, ¿qué señales evidencian que un individuo es más inteligente que la media?

Tradicionalmente, los test para medir el cociente intelectual se han considerado el método más acertado. Sin embargo, otras teorías posteriores como la de las inteligencias múltiples de Gardner (que señala hasta ocho tipos de inteligencia parceladas e independientes entre sí) han servido para cuestionar la metodología y la precisión de los tests y, sobre todo, de que la inteligencia es única y, por tanto, que es posible cuantificarla como un todo. Por eso (y para aterrizar este tema al común de los mortales), este artículo de 'Inc' propone ocho señales sorprendentes de que eres más inteligente que la media (y sin tests).

1. Tu mesa en el trabajo es un caos

¿Te sientes mal porque no ordenas los papeles y documentos en la mesa de la oficina (y tus compañeros o jefes te lo recriminan)? No deberías, ya que en el ámbito psicológico el desorden no significa ni que seas vago ni poco productivo; al contrario, el desorden suele estar asociado con una creatividad excepcional. De hecho, un reciente estudio descubrió que las personas tendían a darle usos más creativos a una pelota de ping pong cuando trabajaban en un espacio caótico que en uno ordenado.

2. Dices muchas palabrotas

Ser malhablado o utilizar muchas palabrotas puede estar asociado a un nivel socio-cultural bajo. Sin embargo, podría ser un signo inequívoco de inteligencia, según un estudio llevado a cabo por dos psicólogos estadounidenses. ¿La razón? Que también implica un conocimiento de muchas palabras o expresiones para describir a otras personas, objetos o situaciones, así como una enorme capacidad inventiva.

3. Eres un dormilón

A quien madruga, Dios le ayuda. O eso dicen. Pero, según una reciente investigación, las últimas evidencias apuntan a que la inteligencia está relacionada con irse a la cama tarde y levantarse también tarde. "El estudio examinó los hábitos de sueño de 20.745 adolescentes estadounidenses y descubrió que en un día laborable los 'muy aburridos' se acostaron a las 23:41 de media y se despertaron a las 7:20. En contraste, los 'muy brillantes' se fueron a cama a las 00:29 y se levantaron a las 7:52. El fin de semana las diferencias eran aún más pronunciadas".

4. Eres un poco obseso

El efecto Dunning-Kruger afirma que los incompetentes desconocen felizmente sus defectos, mientras que las personas más artísticas están más preocupadas por sus habilidades. Aparentemente, las investigaciones demuestran que la preocupación y la inteligencia también se relacionan en general. Esto se podría resumir como que aunque la ignorancia puede ser la felicidad para algunos, quienes se obsesionan con conocer, aprender y mejorar (sin llegar al exceso) suelen ser más inteligentes.

5. Te gusta beber

Un estudio publicado en 'New Republic' explica que, "basándose en los resultados del Estudio Nacional de Desarrollo Infantil, que realizó un seguimiento durante 50 años de todos los bebés británicos nacidos durante una semana en marzo de 1958, [el psicólogo evolutivo Satoshi] Kanazawa descubrió que los niños que obtuvieron puntuaciones más altos en pruebas de cociente intelectual bebían grandes cantidades de alcohol de forma más regular[cuando se hicieron adultos] que los menos inteligentes". Lo curioso es que otros estudios aparentemente respaldan esta correlación.

6. Y te gusta beber vino, concretamente

"Un estudio que comparó 1.800 puntuaciones [en tests] de cociente intelectual de hombres daneses con sus hábitos de consumo de alcohol desde la década de 1950 hasta la década de 1990 y descubrió una fuerte correlación entre el alto coeficiente intelectual en la edad adulta y la preferencia por el vino sobre la cerveza más adelante en la vida, independientemente del estatus socioeconómico", explica también el artículo de 'New Republic'.

7. Experimentaste con drogas de joven

El consumo de drogas, especialmente el de psicotrópicos que alteran nuestro estado de conciencia, está relacionado con una alta inteligencia. Según un estudio citado en este artículo de 'Business Insider', "Los niños más inteligentes en Reino Unido tienen más probabilidades de crecer y consumir drogas psicoactivas que los niños menos inteligentes". Algo en lo que coinciden estudios estadounidenses en el mismo campo.

8. Eres rubia (o rubio)

En realidad, las diferencias en cociente intelectual entre rubios y morenos no son estadísticamente significativas; sin embargo, el viejo estereotipo de que las rubias (o los rubios) son menos inteligentes que las personas morenas tampoco es cierto: un estudio realizado con casi 10.000 estadounidenses descubrió que los rubios naturales en realidad tienen un cociente intelectual ligeramente más alto que quienes tenían el cabello más oscuro.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING