Martes, 15.10.2019 - 08:42 h
Entrevista a José Mello

Un proyecto quiere usar el ruido de las ciudades y crear seguros personalizados

Solaria, el laboratorio de innovación de Liberty, trata de imaginar el futuro para ofrecer soluciones a los problemas que se avecinan.

Cómo usar el ruido de las ciudades para crear seguros adaptados a cada persona
Cómo usar el ruido de las ciudades para crear seguros adaptados a cada persona. / Pixabay

Para crear 'Minority Report' (2002), Steven Spielberg se centró en la veracidad del contexto histórico de un futuro a caballo entre la innovación tecnológica y la concepción distópica inherente a cualquier predicción. De hecho, tres años antes de rodarla, el genial director juntó a un grupo de futurólogos para que imaginasen cómo sería el año 2054, en el que transcurre la trama: desde médicos a arquitectos, pasando por expertos en la industria automotriz o realidad virtual. Un concepto parecido a lo que hoy en día mueve a Solaria, el laboratorio de innovación de Liberty Seguros que trata de imaginar el futuro para ofrecer soluciones a los problemas que se avecinan.

Uno de ellos es la sobrepoblación de las ciudades y la contaminación acústica que ello conlleva. Por eso, en el marco de sus proyectos más experimentales en curso, es la medición del ruido de las ciudades o barrios para crear seguros adaptados a cada persona. Al menos, ese es el objetivo último de la iniciativa. "Por el momento, estamos en proceso de recolectar esos datos y comprender mejor cómo es el entorno" en el que viven las personas, tal y como explica José Mello, al frente de Solaria. El siguiente paso es crear soluciones a medida para los asegurados.

Y pone un ejemplo: en Hong Kong, Liberty acaba de lanzar un seguro completamente adaptable en períodos concretos de tiempo, lo que en esencia significa que "tienes protección personalizable en función de tus necesidades de un momento concreto", tal y como apunta Mello, que señala que si tienes hijos en edad escolar te interesará tener un seguro para ellos solo por un tiempo determinado y no tener que seguir pagando después. De hecho, "no pagas más con el paso de los años".

La novedad es, quizás, que el asegurado tiene a su disposición multitud de datos acumulados sobre su nivel de ingresos y gastos, por lo que la compañía al final termina asesorando con gráficas al más puro estilo 'fintech' sobre la idoneidad de un producto u otro, que no tienen un mínimo de duración. Esta personalización mezclada con asesoramiento basado en el big data es a lo que aspiran con el proyecto para medir el ruido de las ciudades.

Cómo funciona este laboratorio experimental

José Mello define a Solaria como "un mismo laboratorio con tres localizaciones diferentes": una en Boston para el mercado estadounidense, otra en Singapur para el mercado asiático y una tercera en Sao Paulo para Latinoamérica y Europa. La razón es que se trata de tres zonas con sus necesidades particulares, de las cuales se extrae una "experiencia compartida". Especialmente, porque el objetivo es investigar "cómo será el futuro". Y para ello lo mejor es tener todos los puntos de vista posibles.

¿Pero hay alguien que esté constantemente imaginándose el futuro como los tres precognoscentes que se utilizaban para prevenir crímenes en 'Minority Report'? "Lo hacemos todos juntos, es un esfuerzo colectivo", explica Mello, que explica que el proceso pasa por publicar anualmente un informe con todos los proyectos y resultados obtenidos en las investigaciones en curso que, por un lado, "inspira a nuestro equipo para crear sus visiones de futuro y los conceptos en los que trabajamos" y, por otro, "puede ser usado desde fuera [de la compañía], por lo que es una información que podemos compartir con toda la comunidad".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios