Sábado, 23.06.2018 - 19:28 h
El Gobierno lucha por hacerse con 400 millones de libras

Un anónimo patriota donó un dineral al Tesoro británico (con una condición)

La fiscalía de Reino Unido lleva décadas intentando acceder a un fondo que un ciudadano abrió para contribuir al pago de la deuda. De toda la deuda.

¿Donarías dinero a la Hacienda pública? / Pixabay
¿Donarías dinero a la Hacienda pública? / Pixabay

El Gobierno de Reino Unido está inmerso en una batalla legal para desbloquear un fondo que un donante anónimo cedió al Estado con la condición de que sirviera para pagar la deuda nacional.

Casi un siglo después de su apertura, el fondo acumula ya 400 millones de libras (más de 450 millones de euros), pero el Gobierno no puede acceder al dinero debido a una peculiaridad en los términos que rigen la liberación del dinero.

Las condiciones del legado estipulaban que solo debería utilizarse para pagar “la totalidad de la deuda nacional”. Lógicamente, a pesar de crecer 800 veces en valor desde la donación original de 500.000 libras, el fondo nunca ha sido suficiente para liquidar toda la deuda del país, por lo que ha permanecido bloqueado. Y probablemente nunca sirva para pagar una deuda que, en 2017, ascendía a los dos billones de euros.

El valor del fondo nunca ha supuesto más que el 0,066 % de la deuda nacional y, aunque todo el mundo quiere que el dinero sea liberado, los jueces no lo permiten.

Una larga batalla legal

El fiscal Jeremy Wright ha solicitado al Tribunal Supremo que se modifiquen los términos del fideicomiso para que el dinero pueda ser liberado y “utilizado para beneficiar a la nación”, pues en su opinión es lo que le gustaría al donante original, cuya identidad se desconoce.

“Hace casi 90 años, un donante anónimo legó dinero a la nación y, sin embargo, no hemos podido aprovecharlo”, asegura Wright en un comunicado.

Stanley Baldwin.
Stanley Baldwin.

Se cree que la apertura de fondo se realizó después de que, en 1919, el que fuera primer ministro conservador Stanley Baldwin, por entonces secretario del Tesoro, pidió a los ciudadanos más pudientes que hicieran donaciones para ayudar a pagar la deuda contraída en la Primera Guerra Mundial.

Aunque parezca mentira, en los tiempos que corren hay ciudadanos que siguen donando dinero a las arcas públicas. En Reino Unido estas donaciones datan de principios del siglo XIX, cuando se creó una “cuenta de donaciones y legado” para que cualquier ciudadano pudiera ofrecer dinero para pagar la deuda nacional. La cuenta sigue existiendo y recibiendo dinero. En los últimos cuatro años han llegado a la misma más de un millón de libras.

En España los únicos datos sobre este tipo de legados son los relativos a las personas que marcan la casilla de renunciar a la devolución a favor del Tesoro Público en la declaración de la renta. Y sí, existen. En 2012, la Agencia Tributaria confirmó a ABC que 60.814 españoles renunciaron a su devolución y en total ahorraron a Hacienda 826.000 euros. Calderilla en comparación con los 450 millones que se podría embolsarse el Tesoro inglés.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios