CSIF Valladolid pide a las administraciones locales que la recuperación del personal perdido sea "una prioridad"

La provincia ha perdido unos 4.000 empleados públicos desde el inicio de la crisis

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Valladolid ha remitido un escrito a los responsables de algunas administraciones locales, como la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Valladolid, en el que se recuerda la pérdida de empleados públicos que se ha producido en los últimos años, unos cuatro mil en la provincia desde enero de 2010.

Ante ello, les insta a que la recuperación del personal perdido y la aprobación de nuevas ofertas de empleo, "sean una prioridad" en las agendas de esas administraciones, pendientes de la recuperación de las 35 horas y de la supresión de la tasa de reposición.

La presidenta provincial de CSIF Valladolid, María José San Román, a través de un comunicado recogido por Europa Press, recuerda la petición de los presidentes autonómicos (entre ellos el de Castilla y León), en la reciente cumbre celebrada en Madrid, por la que reclaman al Gobierno la supresión de la tasa de reposición.

Asimismo, San Román alude el escrito acordado entre Junta y sindicatos días atrás, para exigir al Gobierno que autorice la recuperación de las 35 horas semanales para los empleados públicos, ya que es quien tiene las competencias para permitirlo.

PERMITIRÁ MÁS EMPLEO ESTABLE

San Román insiste en que la jornada de 35 horas semanales es una medida que favorecerá la creación de más empleo de calidad y estable, incrementará las cotizaciones a la Seguridad Social, y además revertirá a la sociedad a través de los impuestos.

Aumentar el empleo es un "objetivo central" de la medida del regreso a las 35 horas semanales. La decisión de aumentar a las 37,5 horas, tomada por el Gobierno en 2012 (RD Ley 20/2012), "ha repercutido de manera negativa, y mucho, en las personas que son atendidas por los servicios públicos, que se han deteriorado por la falta de personal", apunta la presidenta provincial de CSIF Valladolid.

"La vuelta a las 35 horas y la supresión de la tasa de reposición, que el Gobierno ya puede aceptar porque se están cumpliendo las condiciones económicas que marcó en su momento, ayudará a paliar la pérdida de empleo público sufrido en la provincia de Valladolid, y dará nuevas oportunidades laborales a muchas personas, especialmente jóvenes que llevan preparándose oposiciones muchos años", añade San Román. "El empleo público genera riqueza, no es una losa para el crecimiento económico", concluye.

DISMUNICIÓN DE LA CALIDAD DEL SERVICIO

Con el incremento de la jornada de 35 a 37,5 horas se han destruido y amortizado puestos de trabajo, y se ha prescindido de personal eventual, lo que ha traído aparejado un aumento de funciones y sobrecarga de trabajo por tener plantillas insuficientes, lamenta CSIF Valladolid. "Todo esto da lugar a una disminución de la calidad de los servicios públicos que recibe el usuario, y la educación y la sanidad ya no pueden aguantar más recortes", afirma San Román.

La provincia de Valladolid ha perdido unos 4.000 empleados públicos desde el inicio de la crisis, al pasar de los 38.755 empleados de enero de 2010 a los 34.855 de julio de 2016 (que son los últimos datos oficiales públicos que tiene el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas).

En la administración central se han perdido, entre enero de 2010 y julio de 2016, un total de 2.335 empleos (de 9.718 a 7.383 trabajadores); en la administración autonómica se han suprimido 212 empleado (de 19.269 a 19.057); en la administración local hay 1.115 puestos menos (de 7.119 a 5.964), y en la universidad 198 menos (de 2.649 a 2.451).

CSIF Valladolid pide a las administraciones locales que la recuperación del personal perdido sea "una prioridad"

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios