Sábado, 18.11.2017 - 20:53 h

Podemos incide en la "preocupante" y "muy grave" tendencia de la diversidad genética del lince ibérico

El Grupo de Podemos en el Parlamento de Andalucía ha remitido una pregunta al Consejo de Gobierno en la que se interesa por la representación de toda la variabilidad genética de la población de lince ibérico de Andújar-Cardeña en los centros de cría de linces en cautividad, habida cuenta de la "preocupante" y "muy grave" tendencia de este punto.

Podemos incide en la "preocupante" y "muy grave" tendencia de la diversidad genética del lince ibérico

En la cuestión, consultada por Europa Press, la diputada Mercedes Barranco recuerda que las poblaciones silvestres de lince sufrieron una regresión constante a lo largo del pasado siglo, con un "vertiginoso" declive que llevó a la puesta en marcha de programas de conservación 'ex situ' e 'in situ'.

De esta forma, programas de recuperación y proyectos como LIFE Lince o LIFE+Iberlince han utilizado la cría en cautividad como herramienta para producir animales destinados a ser reintroducidos: por lo tanto, un porcentaje "importante" de los linces actuales han nacido en los programas de cría en cautividad.

En la actualidad, los censos de lince ibérico se realizan anualmente para conocer la evolución de las poblaciones y poder realizar una valoración del éxito de las actuaciones de conservación ejecutadas y diseñadas. El censo de 2016 establece una población total de 397 individuos distribuidos en las poblaciones de Doñana-Aljarafe y Guadalmellato-Cardeña-Andújar-Guarrizas.

Las cifras de población "no pueden llevar a las administraciones responsables a la relajación en cuanto a las medidas de protección y conservación de la especie, cuyo éxito se ve ensombrecido por las amenazas que acechan a las poblaciones de linces en la actualidad", sostiene la parlamentaria morada.

Y es que, recuerda, existen amenazas como la pérdida y la fragmentación de hábitat, las muertes por atropellos, ahogamientos, enfermedad, furtivismo, peleas, venenos, lazos y, "la peor de las amenazas actuales", la falta de alimento o de conejos.

A todo ello se une el "grave problema" de la baja variabilidad genética del lince ibérico, que debería ser manejado y evaluado a la par que se hace el seguimiento demográfico o el censo anual. La diversidad genética del lince ibérico reside en gran medida en la población de Andújar-Cardeña, y esta población ha perdido una gran cantidad de ejemplares desde 2011, cuando contaba con 217 ejemplares frente a los 197 del año 2016.

"Estos datos revelan que la población, lejos de recuperase, sigue una tendencia preocupante y muy grave, especialmente si tenemos en cuenta que muchos de los individuos que han muerto probablemente portaban genes únicos e irreemplazables", indica Barranco.

Por todo ello, agrega, se hace "esencial" que en los centros de cría en cautividad esté representada toda esta variabilidad genética de las poblaciones actuales, con especial importancia en el caso de la población de Andújar-Cardeña.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios