Miércoles, 24.04.2019 - 08:46 h
Una inversión rentable

Verde y sostenible: Afi propone sancionar las emisiones contaminantes de la banca

El informe publicado el think thank EuropeG constata que nuestro país se ha incorporado con cierta timidez a este tipo de mercado

Las emisiones de bonos verdes superaron los 160.000 millones de dólares en 2018
Las emisiones de bonos verdes superaron los 160.000 millones de dólares en 2018 / Pixabay

Por necesidad y también por virtud, la inversión sostenible empieza a ganar fuerza en nuestro país que, con todo, se ha incorporado con una cierta timidez a este tipo de mercado. Pensando en las generaciones futuras y en que el mundo de la transición ecológica requerirá una inversión de 180.000 millones de euros al año de aquí a 2050, desde Afi y el think thank EuropeG apuestan por un mayor incentivo a este tipo de emisiones, las de bonos verdes, y sobre todo por penalizar aquellas que sean contaminantes. En concreto y en su informe Finanzas y medio ambiente se muestran partidarios de sancionar las emisiones contaminantes de la banca. 

La futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética puede ser un buen canal para impulsar este tipo de inversiones en nuestro país, que si bien no se ha incorporado tarde a este ámbito sí lo ha hecho "de forma tímida", en opinión de Emilio Ontiveros, presidente de Afi. Por ello, se muestran partidarios de primarlas y de aplicar un factor penalizador para las actividades que operen en sentido contrario. Así, “ya está en debate" en el Comité de Basilea, que es el que fija los requisitos de capital y solvencia exigibles a la banca.

Así se lograría un mayor compromiso por parte de las entidades financieras en este ámbito. De hecho y según han explicado desde Afi, la propia Comisión Europea ya ha pedido a la Autoridad Bancaria Europea (EBA) que contemple la posibilidad de incorporar a los test de estrés que aplica a los bancos los riesgos por pérdida de valor de los activos (por obsolescencia o deterioro) y medioambientales. 

Un mercado en auge y rentable

A nivel global, el mercado de los bonos verdes ha crecido de forma notable en los últimos años, tanto que a cierre de 2017 ha alcanzado un saldo vivo de 372.000 millones de dólares (330.770 millones de euros) y unas emisiones que superaron los 160.000 millones el año de dólares el año pasado (142.270 millones de euros). Además y según la mayoría de instituciones de inversión colectiva en España (84%), la inversión sostenible crecerá a lo largo de los dos próximos años. 

De acuerdo con el documento, las inversiones sostenibles no solo no suponen una pérdida de rentabilidad, sino que pueden llegar a ser más rentables o a conllevar un riesgo menor que las más convencionales. "A mayor peso en las carteras de bonos verdes, la rentabilidad si no es mejor, es menos volátil y, no solo no lo haces peor, sino que además reduces el riesgo", explica Ángel Berges, vicepresidente de Afi

Las principales entidades de nuestro país han sido muy activas en este tipo de emisiones, con volúmenes alrededor de los 2.000 millones de dólares (1.778 millones de euros) si bien los autores del informe inciden en que han sido "claramente inferiores" a los principales agentes internacionales en este ámbito, con operaciones que han superado los 6.224 millones de euros, según los últimos datos disponibles.  

EL DATO

El ICO se estrena con los bonos verdes 

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha lanzado esta semana su primera emisión de bonos verdes por importe de 500 millones de euros, unos fondos que se destinarán a financiar proyectos de empresas españolas que contribuyan a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático. La demanda ha superado los 3.400 millones de euros, seis veces el importe de la emisión, y ha superado la media habitual de las transacciones del ICO. El 84 % de los bonos los colocó entre inversores extranjeros, destacando entre ellos los de Alemania y Austria (25%) y Benelux (17 %).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios