Viernes, 20.09.2019 - 17:22 h
Caso Wikileaks

¿Puede Assange ser condenado a muerte por espionaje si es extraditado a EEUU?

El juicio para extraditar a Assange al país norteamericano, donde será juzgado por revelación de secretos y otros 17 delitos, comenzará en 2020.

Assange
Manifestantes a favor de Julian Assange. / Europa Press

La situación de Julian Assange se complica por momentos: si el mes pasado un tribunal de Reino Unido le condenaba a 50 semanas de cárcel, ahora su futuro se acerca peligrosamente a EEUU, donde han solicitado que el fundador de Wikileaks sea extraditado y donde esperan juzgarle por 18 delitos, 17 de ellos bajo la ley antiespionaje. Tras el visto bueno al juicio para su extradición por parte del ministro del Interior británico, Sajid Javid, Assange se enfrentará a una condena ejemplar en el país norteamericano, que podría incluso aplicarle la pena de muerte en virtud de la Ley.

El caso es más complejo de lo que parece, ya que hasta ahora Reino Unido se oponía a su extradición a cualquier país en el que pudiera enfrentarse a torturas, cadena perpetua o a una potencial pena de muerte. Sin embargo, la decisión de Javid de permitir el juicio para extraditarle a EEUU hace pensar que el ministro del Interior no ve indicios de que Assange pueda sufrir riesgo alguno.

Por eso, esa garantía fue exactamente la que le dio Reino Unido en abril a la embajada de Ecuador para poder detener a Assange: no se le extraditaría a un país donde pueda ser condenado a pena de muerte. Sin embargo, tal y como desvelaba entonces la cadena estadounidense 'ABC', existieron conversaciones subterráneas entre EEUU y Ecuador previas a la detención de Assange en Reino Unido: según fuentes citadas por el medio, la Administración Trump le habría dado la confirmación verbal a la embajada sudamericana de que el fundador de Wikileaks no se enfrentaría a una posible pena de muerte si era extraditado a EEUU. Según esta versión, este gesto fue clave en la revocación del asilo.

Una ley antiespionaje que ha amparado a Guantánamo

En este sentido, cabe suponer que la aceptación del juicio para la extradición de Assange a EEUU por parte de Reino Unido se debe a conversaciones subterráneas similares. El problema en el caso de Assange es que la ley antiespionaje de EEUU (llamada Espionage Act), que fue creada hace un siglo, desde los atentados del 11-S se utiliza cada vez más para evitar la revelación de secretos de Estado en plena guerra global el terrorismo. Y, en virtud de esa ley EEUU ha mantenido en los últimos 15 años a centenares de presos en la cárcel de Guantánamo, donde las denuncias por torturas son frecuentes.

La ley también permite condenar a una persona a cadena perpetua y, en los casos más graves, a pena de muerte. La gran pregunta en el caso de Assange es si esos 18 delitos podrían ser suficientes para una de estas dos condenas. Sin embargo, visto lo visto, Reino Unido parece tener garantías suficientes de que Assange no será condenado en ningún caso a cadena perpetua o pena de muerte.

En cualquier caso, Assange ha rechazado ser extraditado a EEUU por miedo a que se le condene a la cárcel de por vida o a pena de muerte. Pero, mientras se resuelve su caso, Suecia ha reactivado la investigación por presunta violación. Un escenario que la defensa de Assange tildaba en 2011 de "montaje" por parte del país norteamericano para forzar la extradición de Assange directamente desde Suecia. En aquel momento, sus abogados argumentaban que una extradición al país nórdico podría vulnerar el Artículo 3 de la Convención Europea de Derechos Humanos, el cual prohíbe la tortura. Entonces, como ahora, temían que Assange acabase en una cárcel estadounidense como Guantánamo. En este sentido, fuentes de la defensa de Assange precisan a 'La Información' que jamás se han opuesto a su extradición a Suecia, siempre y cuando se garantizase que no se le extraditase desde allí a EEUU.

La pena en Suecia por un delito de violación es, "en casos graves, de prisión entre 4 y 10 años", según el Código Penal del país. Para casos no tan graves, el período oscilaría entre los 2 y los 6 años. En este sentido, si Assange fuese extraditado, juzgado y condenado en Suecia, la mayor pena a la que tendría que enfrentarse serían 10 años. Por el contrario, si fuese extraditado a EEUU, el caso de Wikileaks le podría acarrear un mínimo de 5 años de prisión y un máximo de cadena perpetua. O, incluso la pena de muerte.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios