Viernes, 13.12.2019 - 11:32 h
Un pueblo de ricos gracias a las remesas

De la "aldea de millonarios" de Vietnam a morir congelados en un camión en Essex

El hallazgo de los cuerpos ha puesto el foco en una villa vietnamita donde los campesinos viven en palacetes gracias a las remesas de sus familiares.

Camión Essex
De la 'Villa Multimillonaria' de Vietnam a morir congelados en un camión en Essex. / EP

En la 'Aldea Millonaria' de Do Thanh, en Vietnam, los campesinos viven en palacetes gracias al dinero que les envían sus familiares desde el extranjero... y las mafias lo saben. Al menos tres de los 39 cadáveres congelados hallados en la parte trasera de un camión en Essex (Reino Unido) se unieron a esta creciente tendencia de jóvenes vietnamitas que se abandonan en manos de las redes de tráfico de personas para buscar fortuna en Occidente. 

El terrible descubrimiento de la semana pasada activó la alerta internacional sobre estas redes. Con el avance de las investigaciones, la madeja ha llevado a las autoridades hasta Do Thanh, una comuna del cultivo de arroz donde, desde hace unos años, los agricultores han ido cambiando las viejas barracas por imponentes casas palaciegas gracias a los frecuentes envíos de efectivo: "El 70-80% de las villas aquí se han construido con remesas", explica a la agencia Reuters Nguyen Van Ha, presidente de esta comunidad vietnamita.

Altar familiar en honor a los migrantes de Essex
Altar familiar en honor a los migrantes de Essex / EFE

Así, con el paso de los años, el pueblo se ha convertido en un lugar de contrastes entre aquellos vecinos que acumulan 'dongs', la moneda autóctona, y los que cuentan sus ingresos en dólares. El propio Ha reconoce que "si trabajaras en Vietnam ganando dongs, te llevaría mucho tiempo construir una casa tan grande como las que hay aquí".

La Policía del país asiático ya ha señalado a esta comunidad en la que residía Bui Thi Nhung, una de las ocho mujeres que viajaban en el camión de Essex y que ya ha sido identificada por sus familiares. Esta joven de 19 años dejó una huella digital muy útil para los agentes que investigan el caso y llegó a documentar gran parte de su viaje en las redes sociales, desde su salida de la villa hasta afrontar su terrible destino a bordo del camión frigorífico.

En poco más de 20 años y gracias a personas como la joven fallecida, Do Thanh ha pasado de ser una de las aldeas más desfavorecidas de la región a convertirse en un centro de opulencia, donde hasta la iglesia local se ha edificado a golpe de remesas. En este contexto, Londres se ha convertido en uno de los lugares con más poder de atracción sobre los jóvenes de Asia, África y Oriente Medio que viven en la pobreza y que, a pesar del coste y los riesgos que implica un viaje a Europa ofrecido por las mafias, asumen el peligro con la esperanza de catapultar a su familia de la chabola a la mansión.

Familiares de los migrantes de Essex
Familiares de los migrantes de Essex / EFE

Un pase de miles de dólares al infierno

El 'modus operandi' de estas mafias se centra en ofrecer el llamado 'servicio VIP', que supuestamente garantiza la llegada de los migrantes a Europa a cambio de un desembolso que puede superar el millar de dólares. Y las autoridades vietnamitas son conscientes de esta práctica. De hecho, en Nghe An, una de las provincias vecinas a la que ocupa la 'Aldea Millonaria', la clase política apoya institucionalmente una 'exportación legal' de mano de obra que solo dentro de sus fronteras recauda alrededor de 255 millones de dólares cada año de sus ciudadanos en el extranjero -según las cifras oficiales-.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Nguyen Quoc Cuong, ha asegurado que "sabemos que muchos residentes de este distrito viven en Gran Bretaña, pero no tenemos idea de lo que hacen allí para ganar todo este dinero y enviarlo de vuelta a casa ".

Un operativo de la Policía de Vietnam, puesto en marcha a raíz del hallazgo del camión en Reino Unido, ha detenido a cuatro personas por su presunta implicación en diversas organizaciones de tráfico de personas, en su mayoría, ciudadanos vietnamitas. Además, otro sospechoso se encuentra en busca y captura.

Entre los detenidos se encuentra Le Duy Anh, un hombre de 40 años que dirige una organización vinculada a estas actividades desde el año 2015. Anh, que contaba con los otros tres arrestados como cómplices, recibió más de 400 solicitudes recaudando cientos de miles de dólares de unos clientes que nunca llegaron a pisar el país con el que soñaban.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING