Martes, 15.10.2019 - 07:27 h
Francia y Alemania condenan la ofensiva

Dos kurdos muertos en Siria: el Consejo de Seguridad de la ONU se reúne el jueves

En el primer día de la ofensiva turca en el norte de Siria, las fuerzas de Erdogan habrían atacado fuera del corredor de seguridad que quieren crear.

Dos kurdos muertos en Siria: el Consejo de Seguridad de la ONU se reúne el jueves
Dos kurdos muertos en Siria: el Consejo de Seguridad de la ONU se reúne el jueves. / EFE

Al menos dos civiles murieron y otros dos resultaron heridos en los bombardeos que Turquía ha lanzado durante el inicio de su operación contra las milicias kurdosirias en el norte de Siria y serían las primeras víctimas de la campaña militar, según fuentes kurdas.

"Dos civiles perdieron la vida y otros dos resultaron heridos en ataque aéreo turco contra la aldea de Misharrafa, en el oeste de Ras al Ain", en el norte de Siria y en la frontera con Turquía, informó el Centro de Coordinación y Operaciones Militares de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos.

Las FSD indicaron que el bombardeo de Turquía está siendo "intenso" contra "casas de civiles" en varias poblaciones de la región, entre ellas en el este de Qamishli, en el noreste del país y en la frontera con Turquía. Qamishli es una de la ciudades más pobladas en el territorio que controlan los kurdos en el norte de Siria, donde Damasco también cuenta con el dominio de una amplia zona, incluido el aeropuerto.

Los ataques se produjeron justo después de que Turquía anunciase oficialmente el comienzo de su operación militar en el norte de Siria contra las milicias kurdosirias, a las que considera "terroristas" por sus vínculos con el proscrito Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurdo-turca activa en Turquía.

Asimismo, las FSD señalaron que los civiles en toda la frontera de Siria con Turquía "tienen miedo y ya comenzó una ola de desplazamientos" de la población civil, sin dar más detalles.

Turquía aspira a controlar una franja adyacente a la frontera siria de 32 kilómetros de ancho y 480 de largo, desde el Éufrates hasta Irak, un territorio hasta ahora dominado por las Unidades de Protección Popular (YPG), columna vertebral de las FSD, que han establecido de facto una administración local, algo que inquieta profundamente a Ankara.

El resto del norte de Siria, desde el Éufrates hasta el Mediterráneo, ya está bajo control de tropas turcas, tras la operación 'Escudo del Éufrates' al norte de Alepo en 2016, y 'Rama de olivo', en el enclave kurdo de Afrin, en 2018.

Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de urgencia mañana jueves para abordar la ofensiva turca en el noreste de Siria, dijeron a Efe fuentes diplomáticas. La cita se producirá en respuesta a una solicitud de Francia, el Reino Unido, Alemania, Bélgica y Polonia, los cinco países de la Unión Europea (UE) que se sientan actualmente en el Consejo de Seguridad, según esas mismas fuentes.

El Gobierno de Alemania, por ejemplo, condenó este miércoles el movimiento y pidió a Ankara que defienda sus intereses por la vía diplomática y no con las armas. En un comunicado, el titular alemán de Exteriores, Heiko Maas, consideró que la acción empeora la situación de la región y puede convertirse en un balón de oxígeno para los islamistas del Estado Islámico (EI).

El martes, Francia había alertado en la ONU del "impacto humanitario significativo" que podría tener la ofensiva y de las consecuencias en la batalla contra el EI. "La lucha contra Daesh no se ha terminado", dijo a los periodistas el embajador francés ante Naciones Unidas, Nicolas de Riviére.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios