Viernes, 23.08.2019 - 22:31 h
La inacción del Gobierno agrava la crisis

El riesgo de paralizar Hong Kong: “Una economía atrapada en un círculo vicioso”

La histórica huelga ha paralizado uno de los centros financieros del mundo. Expertos advierten de graves consecuencias si siguen las protestas.

Manifestantes durante la huelga en Hong Kong. /EFE
Manifestantes durante la huelga en Hong Kong. /EFE

La violenta represión policial ha marcado la histórica huelga general convocada en Hong Kong para exigir, de nuevo, reformas democráticas. Los manifestantes marcharon por siete distritos de la ciudad, levantaron barricadas y llegaron a asediar al menos cinco comisarías de Policía, paralizando uno de los principales centros financieros del mundo.   

En medio del cierre de calles, el corte de varias líneas de metro y la cancelación de hasta 230 vuelos, el índice Hang Seng -el principal índice bursátil chino de Hong Kong, en cuyo mercado de valores cotizan la mayoría de las empresas chinas- cayó ayer un 2,85% en su cuarto día consecutivo de pérdidas -casi 60 compañías perdieron más de un 10%, con las energéticas liderando el desplome-. Y, a medida que las acciones se hunden entre los gases lacrimógenos de la policía, los expertos advierten que la economía de Hong Kong, que depende en gran medida de los sectores financiero y comercial, podría entrar en recesión si las protestas continúan.  

"La desaceleración del mercado de valores está causada, en gran medida, por las protestas (...) de los últimos dos meses. Si las manifestaciones continúan (...) la economía de la ciudad quedará atrapada en un círculo vicioso", declara Yang. Yang Delong, economista jefe de First Seafront Fund Management Co, al diario 'Global Times' (de marcada inclinación proPekín). 

Las estimaciones de los economistas sobre el coste diario de las protestas oscilaban ayer entre los 38 y los 332 millones de dólares. En el segundo trimestre de este año, Hong Kong registró un crecimiento del 0,6% interanual, aunque el Secretario de Finanzas del Gobierno hongkonés, Paul Chan, sostiene que en realidad el PIB ha disminuido un 0,3%. “En otras palabras, nuestra economía está perdiendo impulso. Técnicamente caeremos en una recesión económica si el crecimiento negativo continúa en el tercer trimestre ", advirtió .

Por ello, Chan instó ayer a los manifestantes a abandonar la protesta contra el proyecto de ley de extradición (una operación de Pekín para limitar el alto nivel de autonomía, a ojos de los alzados), advirtiendo de graves consecuencias si Hong Kong sigue siendo afectada por la guerra comercial global y la creciente agitación en las calles. "La economía de Hong Kong se enfrenta a una situación muy difícil y a una gran presión, ya que tiene que lidiar al mismo tiempo con el guerra comercial entre EEUU y China y los desafíos internos", afirmó.

Mientras miles de hongkoneses siguen en la lucha por mantener el estatus único de su ciudad, el sector minorista también sufre las consecuencias: las ventas cayeron un 6,7% en junio, según cifras oficiales. Para algunos expertos, era inevitable que la economía de la ciudad, especialmente las ventas minoristas, sufriera como resultado de la crisis política. "Podemos ver que las protestas se están volviendo más frecuentes y muchas tiendas se han visto obligadas a cerrar para evitarlas, lo que puede conducir a la pérdida de ingresos y la reducción del personal", declara Iris Pang, economista de ING en el gigante asiático, al 'South China Morning Post'. 

No todos, sin embargo, ponen el foco sobre los manifestantes. "La inacción del Gobierno ha agravado la crisis de confianza de los inversores, que pueden comenzar a trasladar su inversión a otro lugar. Esto supondría un duro golpe para Hong Kong como centro financiero internacional. Pero si el Gobierno está dispuesto a abordar las demandas legítimas de los manifestantes, algo que de hecho no le resultaría difícil, la economía podría ganar impulso fácilmente", opina Andy Kwan Cheuk-chiu, director del Centro ACE de Investigación Económica y Empresarial.

Ahora en Portada 

Comentarios