El juez prorroga 72 horas la detención al presunto autor del atropello fruto de una reyerta familiar

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Huelva ha decretado prorrogar 72 horas la detención policial del autor del atropello ocurrido en la noche del pasado domingo en la calle Goya de Huelva capital, fruto de una reyerta familiar y en el que resultaron heridas tres personas, al considerar que el atestado policial presentado al juzgado estaba "incompleto".

Según han informado a Europa Press desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el detenido declaró este lunes tras pasar a disposición judicial, sin embargo este miércoles está previsto que pase de nuevo para que el juez determine su situación judicial. Cabe recordar que éste cuenta con antecedentes policiales.

Este mismo lunes, la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos, aseguró que este atropello responde a "una reyerta familiar", al tiempo que destacó "la rápida" actuación policial y la coordinación entre la Policía Nacional y Local para detener al presunto autor de este atropello.

En declaraciones a los periodistas este lunes antes de copresidir en el Ayuntamiento la junta local de seguridad para ultimar el dispositivo de cara a las fiestas patronales de la Cinta, Grávalos detalló que la pelea se debe a una "reyerta" entre dos familias que ya habían tenido cierto conflicto por la mañana, remarcando que finalmente fueron tres los heridos que ya están dados de alta y que pertenecían a la familia en cuestión.

Por ello, realizó un llamamiento a la calma porque este atropello no responde a un intento de atentado como puede tener en mente la ciudadanía al meterse un coche en dirección contraria, sino que se trata de un conflicto entre dos familias.

Por su parte, el comisario jefe provincial del Cuerpo Nacional de Policía en Huelva, Florentino Marín Parra, explicó que entre las dos familias había "un problema de relación y a mediodía del domingo" se puso de manifiesto con cierta violencia "en el ámbito privado", de manera que sobre las 22,30 horas de ese día "volvieron a coincidir las dos familias" y se produjo el incidente en mitad de la vía pública.

El detenido, que era el conductor del vehículo, iba con tres personas más en el turismo, entre ellos un niño, el cual no sufrió daños con motivo del atropello, según precisó Marín Parra, quien especificó que esta persona decidió, "para defenderse", arremeter contra los de la otra familia.

El detenido se metió con su coche en dirección contraria, le dio marcha atrás chocando contra una furgoneta, --propiedad de la otra familia--, y finalmente contra un bolardo, de manera que ante la imposibilidad de mover el vehículo, "lo abandonó", siendo detenido en las inmediaciones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios