ERC asume que habrá dificultades para votar, pero avisa que la "violencia" que busca el Gobierno les moviliza

El Ejecutivo critica el "totalitarismo" de los independentistas, les llama "cobardes" y asegura que no dejará "solo a ningún catalán"

ERC asume que habrá dificultades para votar, pero avisa que la "violencia" que busca el Gobierno les moviliza

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha admitido este miércoles que es posible que "no pocos catalanes tengan dificultades" para votar en el referéndum independentista del próximo domingo, pero ha avisado al Gobierno de que su estrategia judicial y policial, lejos de disuadir, anima a acudir a la urnas. También le ha acusado de buscar conatos de "violencia" para justificar sus medidas, pero ha recalcado que los catalanes se movilizarán pacíficamente, como han hecho siempre.

Así lo ha asegurado Tardà en el Pleno del Congreso durante la interpelación que ha dirigido a la ministra de Sanidad, Igualdad y Asuntos Sociales, Dolors Montserrat, la única catalana con cartera ministerial en el Gabinete de Mariano Rajoy.

Tras volver a criticar las medidas que ha adoptado el Gobierno desde la "castración legal" de Estatut y recriminarle que esté "retorciendo" la democracia, Tardà ha admitido que el Parlament se vio obligado a aprobar las leyes de referéndum y transitoriedad con "fórceps".

LA BRIGADA POLÍTICO FISCAL

"Pero esto es tan cierto como que ustedes querían abortar esa nueva legalidad y que han desencadenado un verdadero tsunami represivo", ha denunciado Tardà, quejándose de que el Gobierno incluso ha utilizado contra los independentistas normas pensadas para combatir a los narcotraficantes.

El republicano ha insistido en que, en su deriva represora, el Ejecutivo ha resucitado a los "presos políticos" y una especie de brigada político social similar a la franquista. "Han creado la brigada político fiscal con Maza como comisario general", ha dicho, en referencia al fiscal general del Estado.

Pero Tardà ha arremetido también contra el Gobierno por el envío masivo de policías y guardias civiles a su comunidad, una decisión que, a su juicio, sólo se explica porque el Gobierno "quiere provocar disturbios".

EL "INDEFENSO PUEBLO CATALÁN"

"Están buscando con desesperación algún conato de violencia", ha aseverado, para a continuación advertir de que la situación en Cataluña "no se combate con la fuerza", sino más bien al revés, porque el movimiento independentista "se alimenta de la fuerza ejercida contra él" y la actitud del Gobierno va a fomentar la participación incluso de los no independentistas el domingo.

"La violencia que están ejerciendo no va a provocar ningún efecto disuasorio, les deslegitima a ustedes y al PSOE y Ciudadanos que les apoyan. Quédense ustedes con la violencia que nosotros, indefenso pueblo catalán, nos quedamos con las urnas de forma cívica y pacífica", ha resaltado Tardà.

QUIEREN ARRASTRAR A CATALUÑA AL RIDÍCULO

Por su parte, Montserrat ha hecho continuas apelaciones a la paz y la convivencia y se ha afanado en describir como "totalitario" el proyecto y la actitud de los independentistas, por su empeño en saltarse la ley y la democracia, y en querer "arrastrar" a Cataluña en su "fracaso" y su "mayúsculo ridículo".

La ministra de Sanidad, que ha reivindicado su catalanidad, ha confesado que muchos de sus paisanos sienten "vergüenza, tristeza y dolor" por la "división" y el clima de "confrontación" que han generado creando "listas" de "catalanes de primera y de segunda" y "señalando" a los no independentistas.

A su juicio, la situación está donde está porque el PDeCAT y ERC decidieron "arrodillarse ante la CUP", obviando que "jamás se puede construir un sistema democrático con los que están en las instituciones para destruirlo".

COBARDES VS MIEDOSOS

Tardà le ha replicado que los "cobardes" son los 'populares' porque tienen "miedo" a no contar con suficientes argumentos para convencer a los catalanes de seguir en España. "La república vencerá, al final la democracia siempre acaba ganando porque es imbatible, pero nunca les perdonaremos que hagan sufrir a los catalanes sean o no independentistas. El 1 de octubre, ni vencerán ni convencerán", ha concluido el portavoz de ERC.

Tras insistir en que utilizan el referéndum como "una excusa" porque su objetivo final es "romper España", la ministra ha retomado las menciones al "miedo" para echar en cara a ERC su negativa a participar en la comisión sobre modelo de Estado planteada por el PSOE.

"Puede ser un buen punto de partida para sanar heridas y dialogar dentro del marco de la ley, quienes tienen miedo son ustedes que no van a ir", ha soltado a Tardà, a quien ha instado a condenar los "escraches" que se están registrando en Cataluña contra la justicia y las fuerzas de seguridad.

La ministra, que ha tildado de "deningrante" la "utilización" de escolares para la causa secesionista, ha dejado claro que el Gobierno no va a cambiar de estrategia. "Ustedes son los que han intervenido el autogobierno catalán cerrando el Parlament", ha añadido, reclamando su reapertura.

"¡VISCA CATALUNYA Y VISCA ESPANYA!"

"No vamos a callar porque nuestro silencio sería responsable de sus atropellos contra la democracia. El Gobierno no va a dimitir de su obligación de defenderla ni va a dejar a ningún catalán solo a su suerte", ha garantizado.

Por último, ha comentado que tras el 1-O habría una "gran oportunidad para abandonar la desobediencia y volver al 'seny' y la ley", pero ha lamentado que los independentistas no quieran "bailar el tango" que el PP lleva "bailando desde 1978". "Ustedes quieren apagar la música de la democracia y no se lo vamos a permitir", ha concluido Monstserrat.

Eso sí, ha querido dejar abierta una puerta a la esperanza mostrando su convencimiento de que catalanes y españoles podrán escribir "un futuro juntos", con "la palabra, sin odios ni exclusiones". "¡Visca Catalunya y Visca Espanya!", ha finalizado.

Ahora en portada

Comentarios