Sánchez Rubio pide al Gobierno que impulse "de una vez por todas" un gran acuerdo sobre financiación de la dependencia

Sánchez Rubio pide al Gobierno que impulse "de una vez por todas" un gran acuerdo sobre financiación de la dependencia

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha reclamado este lunes al Gobierno central, durante su intervención en el 'Forum Europa. Tribuna Andalucía', que impulse "de una vez por todas" un gran acuerdo en materia de financiación de la Ley de Dependencia, toda vez que ha anunciado "un plan de choque" desde el Gobierno andaluz para intentar resolver el problema de las listas de espera.

Así, y durante su intervención en este acto, en el que ha sido presentada por el presidente de la Diputación de Sevilla y de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, Sánchez Rubio ha admitido que para llegar a ese gran acuerdo o pacto por la dependencia "hace falta financiación pero también hace falta revisar qué ha quedado de la ley después de la modificación mediante decretos".

"La ley tendría que revisarse después del paquete de modificaciones legislativas que se hizo en 2012 siendo Moreno Bonilla secretario de Estado, una reforma que supuso reducir el número de horas, reducir las cuantías de las prestaciones y suspender las cotizaciones a la seguridad social de las personas cuidadoras", afirma la consejera, que asegura que por eso ese gran acuerdo para la sostenibilidad de la ley "es fundamental". "Creo que este acuerdo será imprescindible", y aunque dice que "es optimista" y cree que "se llegará" a este gran pacto, también reconoce que "va a costar".

En cuanto a las listas de espera de la dependencia, la consejera ha apuntado que "tenemos un número tan importante de personas en listas de espera que nos preocupa y nos ocupa". En este sentido, ha anunciado un "plan de choque" para intentar resolver ese problema, aunque "tenemos que tener necesariamente la participación de la Administración General del Estado", porque "no puede ser que se defina una prestación en el catálogo, te reconozcan que la has dado y luego no te la financien".

Al respecto, Sánchez Rubio ha criticado que el Estado únicamente financia el 20 por ciento, "muy alejado del 50% que le corresponde por Ley", y que desde el año 2012, Andalucía ha dejado de percibir 508 millones que les corresponden a las personas en situación de dependencia, "además del millón de euros al mes que estamos dejando de percibir por el pago de la Teleasistencia Avanzada, lo que supone un auténtico boicot".

Durante 2016, Andalucía ha incorporado a 28.300 personas beneficiarias (con un crecimiento neto de 5.000 personas con relación al cierre de 2015) con 41.600 prestaciones nuevas, y se han llevado a cabo 68.400 nuevas valoraciones y revisiones.

"Por eso, desde 2012, Andalucía ha tenido que hacer frente a los recortes del Gobierno del PP para que no se viera afectada la calidad de vida de las personas en situación de dependencia, sus familias, profesionales y las entidades", ha subrayado la consejera, quien ha informado que la Junta de Andalucía ha invertido más de 10.000 millones en los diez años que lleva en vigor la Ley de Dependencia, y se han atendido a más de 371.000 personas con 488.300 prestaciones.

En los presupuestos de 2017 se consignan 1.188 millones de euros, un 2,5 por ciento más que el presente ejercicio, para el desarrollo de la Ley de Dependencia, cantidad similar a la que el Gobierno central destina para toda España (1.250 millones). El compromiso de la Junta es que este incremento continúe hasta alcanzar el diez por ciento acumulado a lo largo de la legislatura. Esta inversión, que en casi un 54 por ciento se destina a financiar a ayuntamientos y diputaciones, permitirá atender a 230.000 personas a finales del presente año.

Andalucía quiere que la inclusión de la dependencia en el modelo de financiación "no suponga quitar fondos a otros elementos del estado del bienestar, sino de aportar a la dependencia la consideración y los recursos que la propia ley reconoce".

Además de la apuesta por Ley de Dependencia, Sánchez Rubio también ha querido poner en valor otros logros del Gobierno andaluz en el balance de los 30 años de los Servicios Sociales Comunitarios que ha hecho en el Forum Tribuna Andalucía. En este sentido, ha resaltado que "hemos desarrollado una nueva forma de entender la protección y la atención a la infancia" y "se han implementado medidas para reducir la tasa de pobreza infantil en Andalucía que en 2016 alcanzaron a más de 145.000 menores".

En materia de personas mayores, la consejera ha recordado que "durante estos 30 años, nuestras políticas han virado hacia un modelo innovador de envejecimiento activo que ha recibido la máxima puntuación de la Comisión Europea (4 estrellas), situando a Andalucía como región de referencia en Europa", toda vez que ha defendido que "durante estos 30 años se han consolidado las políticas que favorecen la integración, la participación y el desarrollo de las personas con discapacidad, incorporando la atención a la discapacidad de manera transversal e integral en la agenda política".

Con respecto a la juventud, ha señalado que "hemos propiciado su participación en la toma de decisiones a través del apoyo al tejido asociativo y del propio Consejo de la Juventud de Andalucía, y hemos elaborado tres grandes planes para dar respuestas de manera coordinada a los problemas de la juventud andaluza:, el Plan Andalucía Joven, de 1986; el primer Plan Junta Joven (2005-2008); y el segundo Plan Junta Joven (2011-2014)".

LA LEY ANDALUZA DE SERVICIOS SOCIALES, "HITO HISTÓRICO"

Asimismo, ha destacado que Andalucía siempre ha apostado por los Servicios Sociales Comunitarios y ha resaltado que la nueva Ley andaluza de Servicios Sociales recientemente aprobada supondrá un hito histórico en el fortalecimiento del estado del bienestar.

En este sentido, ha subrayado que "los Servicios Sociales se han convertido en un elemento esencial de cohesión social, fomentando una sociedad cada vez más avanzada y generando recursos de forma sostenible y adaptados a las nuevas demandas y realidades sociales, a partir de un modelo tan justo como solidario". En la actualidad, los Servicios Sociales Comunitarios de Andalucía atienden a más de un millón de personas y cuentan con más de 30.400 profesionales.

Sánchez Rubio ha defendido que "las políticas sociales no son un gasto, sino una inversión" y que "cumple una triple función: garantiza la atención a la población con necesidades sociales; genera empleo y presta un apoyo fundamental a las familias", toda vez que ha destacado que la recién aprobada Ley de Servicios Sociales "blinda las prestaciones básicas a las que puede acceder la población andaluza, universaliza los servicios sociales y garantiza la titularidad y la gestión pública de los servicios sociales comunitarios".

Por último, y cuestionada sobre si habrá un gran pacto de Estado contra la violencia de género, la consejera ha dicho que "va a salir" porque "es absolutamente imprescindible". No obstante, reconoce que "va a tener sus dificultades porque para que salga bien tiene que estar bien dotado".

Por su parte, Rodríguez Villalobos ha señalado que las diputaciones "son un actor principal de las políticas sociales que, bajo la protección de derechos ciudadanos, se llevan a cabo hoy en Andalucía', toda vez que ha asegurado que "no en vano las entidades provinciales somos, junto a la administración autonómica, las que aportamos en torno al 90 por ciento de los fondos para los Planes de Cohesión Social que se despliegan en nuestros municipios", mientras que "el otro casi 10 por ciento, en el caso de la provincia de Sevilla, llega desde los Ayuntamientos y, solo un 0,5 por ciento lo aporta el Gobierno central", manifiesta.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios