El Ibex saca partido del cambio de sentimiento inversor