Las vergüenzas ocultas en la mente del pederasta: ¿enfermo o depravado?


  • ¿Qué hay en la mente del pederasta? ¿Cómo nace esa perversión? ¿Puede rehabilitarse? ¿Cómo detectar el abuso en un menor?

  • Ana Oliaga, psicóloga de la asociación protegeles.com y experta en abuso infantil, explica todas las vergüenzas de esta lacra social.

La UE quiere más dureza contra las webs de pornografía infantil

La UE quiere más dureza contra las webs de pornografía infantil

Aparentemente, son iguales que cualquier otro. Un informático, un profesor de educación infantil, algunos jubilados y desempleados... así describe la policía muchos detenidos en operaciones contra la pedofilia. La mayoría son hombres de entre 30 y 40 años con conocimientos medio-altos de informática.

Internet se ha convertido en el refugio de estos criminales. Pero, ¿cómo se crea un pederastra? ¿Nace o se hace? ¿Puede superar esa adicción? La asociación protegeles.com trabaja para combatir esta lacra. Conoce los resortes que mueven a estos criminales y trabaja para recuperar a sus víctimas: los niños.

Ana Oliaga, psicóloga de la asociación, explica las causas, el alcance y las formas de tratar este problema.

¿Toda persona que visiona pornografía infantil suele ser abusador de hechoo en potencia?

No, de forma automática, pero sí está demostrada la relación entre visionar este tipo de contenidos y la pedofilia.

También está comprobado que pornografía actúa como desensibilizadora de ciertas conductas violentas. Ver pornografía infantil también te hace más insensible ante este tipo de comportamientos, pues minimizan las consecuencias y gravedad del acto. Por tanto, existen más probabilidades de que puedan llevarlo a cabo.

Un pederasta, ¿nace o se hace?

Existen varios estudios al respecto que apuntan a tres factores:.

a) Predisposición genética: por sí sola no desarrolla la desviación sexual, pero sí crea una base.

b) Contexto sociocultural en el que se desarrolla el individuo: por ejemplo, la presión del entorno para que los varones abusen de su poder como un ideal de virilidad.

c) Desarrollo psicológico del sujeto: las personas que que han sufrido maltrato, crianza negligente o abusos sexuales en la infancia repiten los mismos patrones, suelen presentar un estado de desinhibición como padecer adicción al alcohol y/o drogas, baja autoestima o sentimientos de inferioridad... recurren al sexo como medio de afrontar sus problemas y lo ven como un acto de violencia o dominio, etc.).

¿Qué hay en la mente de un pederasta? ¿Es una persona enferma, como unesquizofrénico, o es más bien un depravado que libremente hace el mal?

La Organización Mundial de la Salud considera a la pedofilia como un trastorno de la inclinación sexual, dentro de los trastornos de la personalidad y del comportamiento del adulto. Es decir, que se trata de personas con un trastorno mental y por lo tanto tienen tratamiento psicológico para mejorar e incluso, si se lo proponen, para superar el trastorno.

¿Cómo se explica que también haya abusadores menores edad?

Muchas veces estos casos tan prematuros pueden deberse a que ellos a su vez están sufriendo una situación de maltrato (sexual, o no sexual) y que genere estas conductas. Las investigaciones suelen señalar la presencia de problemas familiares en los jóvenes agresores sexuales.

"Cada año aumenta el número de denuncias por abusos sexuales a niños"

¿A qué edades suelen manifestarse síntomas de pedófilos? ¿Cómo puedenprevenirse o detectarse?

En el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Psiquiátrica Estadounidense, establecen como criterio que el sujeto tenga 16 años o más y debe de ser, por lo menos 5 años mayor que el niño por el que muestra su atracción.

¿Cómo prevenirlos en los menores?

Fomentando una buena comunicación para evitarlos y desarrollando habilidades para saber detener este tipo de conductas y decir "no". Es imprescindible una buena relación entre los progenitores y sus hijos para la prevención de este tipo de delitos.

¿Hay ahora más abuso infantil que antes?

Siempre ha habido abusos sexuales a menores, pero ahora se conocen más casos gracias a los medios de comunicación.

En España cada año aumenta el número de denuncias (3500 al año), porque actualmente se cuenta con más información y recursos al servicio de las víctimas y sus familias, y por ello se atreven más a denunciar.

Con todo, el número de casos denunciados es mínimo en relación con el número de casos reales que hay.

¿Por qué?

Porque es un tema tabú. Las víctimas y sus familias lo llevan en secreto, por miedo, por vergüenza, por las repercusiones sociales para la familia y por evitar que la víctima tenga que contar detalles que rodean al abuso a la policía, jueces, etc.

¿Qué datos se manejan ahora?

El 23 % de las mujeres y el 15 % de los hombres han sido víctimas de algún tipo de acoso sexual en la infancia y sólo un mínimo porcentaje denuncia (menos del 10% de los afectados), por lo que resulta muy complicado concretar la incidencia real de los abusos sexuales a menores.

"SÓLO UN 10 POR CIENTO DE LOS ABUSOS SON PROVOCADOS POR MUJERES"

¿Cuántos de los abusos se producen en el seno familiar?

El 60 % de los abusos sexuales a niños son perpetrados por familiares o personas cercanas a la víctima, como por ejemplo, padres, madres, padrastros, tíos, hermanos, abuelos, vecinos, profesores, etc.

Las denuncias de los abusos sexuales intrafamiliares han aumentados notablemente principalmente debido a que ahora se tienen más conocimientos de este tipo de delitos y también por la falta de consanguinidad en las familias reconstituidas (familias formadas por personas que tienen hijos de parejas anteriores).

Parece ser que los abusadores son varones en su mayoría. Quisiera confirmar si es así.

Sí: los estudios confirman que el 90 % de los agresores sexuales son varones y el 10% mujeres. Aún así, esta menor frecuencia en las mujeres puede ser más alta de lo que se cree, ya que puede estar enmascarada en actividades tales como vestir, bañar o dormir con el hijo. Además, los varones que han sido víctimas de mujeres agresoras son más reticentes a contarlo, ya que se puede pensar que es una mala interpretación de los cuidados que recibió.

También pueden influir que no lo cuenten por tabúes como estereotipos de masculinidad o si ya es adulto, pueden pensar que son recuerdos o fantasías incestuosas. Según las investigaciones de Finkelhor y Russell, el 5% de las niñas y el 20% de los niños son abusados por mujeres.

¿A qué se debe esta desproporción entre abusadores y abusadoras?

A varias razones: a la mayor dificultad que presentan los hombres para controlar sus instintos, a los mayores niveles de agresividad que muestran en su conducta, influidos por factores sociales (de poder y dominio) y por razones biológicas (segregación de hormonas, como la testosterona), y por razones de desinhibición (por abuso de alcohol y/o drogas). El instinto maternal de las mujeres les genera más sentimientos de protección del menor que de abuso hacia él.

¿Se puede rehabilitar? ¿Cómo?

El tratamiento psicológico con agresores y abusadores sexuales pone especial atención en estas acciones:

  • Reconocer las decisiones y condiciones que le llevan a estar en riesgo de reincidir.
  • Planear, desarrollar y practicar una serie de respuestas de afrontamiento de las situaciones identificadas como de alto riesgo.
  • Reestructurar su interpretación de los impulsos.
  • Aumentar la empatía hacia las víctimas (ya que suelen presentar mecanismos de defensa como la minimización o la negación) y modificar las distorsiones cognitivas que mantienen el problema (ej. Pensar que es educación sexual para el menor).
  • Realizar modificaciones en el estilo de vida diseñadas para promover una abstinencia continuada (evitar contactos con niños).
  • Prevención de recaídas (ya que este trastorno presenta un alto grado de reincidencia).

Sigue @martinalgarra