Israel intercambiará 20 presas palestinas por un vídeo sobre un soldado cautivo

  • Jerusalén.- Israel y Hamás acordaron hoy el intercambio de veinte presas palestinas por un vídeo que demuestre que el soldado israelí secuestrado Gilad Shalit se encuentra vivo, en un acuerdo que puede abrir la puerta a un canje de prisioneros.

Israel liberará a 20 palestinas a cambio de información sobre Shalit, según Egipto

Israel liberará a 20 palestinas a cambio de información sobre Shalit, según Egipto

Jerusalén.- Israel y Hamás acordaron hoy el intercambio de veinte presas palestinas por un vídeo que demuestre que el soldado israelí secuestrado Gilad Shalit se encuentra vivo, en un acuerdo que puede abrir la puerta a un canje de prisioneros.

La liberación de las presas palestinas, que en su mayoría cumplen condena hasta 2010 y 2011 por "intento de homicidio" -según la lista facilitada por el Servicio Israelí de Prisiones (SIP)-, se producirá el viernes, mismo día en que Israel confía en recibir el vídeo.

Cuatro de las presas palestinas que regresarán a sus casas militan en Hamás, cinco en Al-Fatah, tres en la Yihad Islámica, una en el Frente Popular de Liberación Palestina (FPLP) y el resto no militaban en ningún grupo, según Abu Obeid, portavoz de las Brigadas Azedin Al-Kasam, el brazo armado de Hamás.

Con la única excepción de una que vivía en Gaza, todas las demás residían en Cisjordania.

Un comunicado difundido por la oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, explica que el Gabinete de Seguridad decidió el intercambio "de acuerdo con la propuesta del equipo responsable de las negociaciones para la liberación de Shalit".

"Según la propuesta de los mediadores (egipcios y alemanes) Israel recibirá evidencia actualizada e inequívoca del bienestar y estado de Shalit. La prueba de que está vivo será presentada a Israel por los negociadores en forma de una cinta de vídeo reciente", añade la nota.

El anuncio del acuerdo, que se hizo de forma paralela en Jerusalén, Gaza y El Cairo, ha sorprendido a medios de comunicación locales por tratarse del primer avance entre las partes desde que el militar israelí fue secuestrado el 25 de junio de 2006.

Shalit fue capturado de una base junto a la frontera con Gaza por milicianos de las Brigadas Azedin Al-Kasam, y de otros dos grupos armados palestinos; los Comités Populares de Resistencia y el Ejército del Islam.

A esta incursión siguió la ofensiva militar israelí "Lluvias de verano" en Gaza, en la que murieron 165 palestinos, y un severo bloqueo a la franja que Israel se niega a levantar mientras su soldado no sea devuelto.

Abu Obeid confirmó en Gaza que Israel obtendrá información que demuestre que Shalit se encuentra en perfectas condiciones, pero insistió en que un canje por el soldado sólo se realizará de acuerdo de las condiciones estipuladas y conocidas.

"Las facciones palestinas son inflexibles en sus demandas para acordar un canje", subrayó el miliciano.

Por el militar israelí las tres facciones exigen la liberación de cientos de palestinos condenados en Israel por distintos delitos de terrorismo.

Entre ellos, a ochenta se les atribuyen algunos de los atentados suicidas más sangrientos de la Segunda Intifada (2000).

Las negociaciones estos últimos tres años se llevan a cabo con la mediación de Egipto, y más recientemente se han incorporado a los contactos representantes del Gobierno alemán.

Sin embargo, el precio que demanda el gobierno de facto en Gaza se le ha hecho cuesta arriba a los sucesivos gobiernos israelíes e incluso el presidente, Simón Peres, valoró que el acuerdo anunciado hoy es "importante" pero precisó que no deja de ser "un hecho aislado".

"El camino para la liberación de Shalit es aún largo y no debemos hacernos ilusiones", declaró.

La cinta que recibirá Israel ha sido grabada recientemente, tiene una duración de aproximadamente un minuto y confirma que Shalit está en buenas condiciones.

El mediador alemán del acuerdo ha visto el vídeo y transmitido verbalmente su contenido al equipo negociador israelí.

Desde su desaparición, Shalit, que tiene doble nacionalidad francesa e israelí, no ha sido visitado por representantes de ninguna organización de derechos humanos.

Con la ayuda de mediadores internacionales, su familia ha recibido en este período tres cartas y un vídeo.

"Es importante que todo el mundo sepa que Gilad Shalit está vivo y bien y que Hamás es responsable de su bienestar y su destino", se justificó Netanyahu al felicitar a sus negociadores.

Para Israel, prosiguió, el intercambio de presas por información es "una medida de confianza" que supone un avance para la liberación del joven soldado.