Un pueblo roto: Torre Pacheco llora a los cinco jóvenes fallecidos en un accidente


Un pueblo roto: Torre Pacheco llora a los cinco jóvenes fallecidos en un accidente

Un pueblo roto: Torre Pacheco llora a los cinco jóvenes fallecidos en un accidente

Un pueblo roto: Torre Pacheco llora a los cinco jóvenes fallecidos en un accidente

Un pueblo roto: Torre Pacheco llora a los cinco jóvenes fallecidos en un accidente

No hay consuelo para las familias de los cinco jóvenes, cuatro chicos y una chica, fallecidos en un terrible accidente de tráfico de este sábado. Vecinos y autoridades han arropado a los familiares durante el funeral conjunto que ha tenido lugar en el Frontón Municipal de la localidad murciana de 35.000 habitantes. 

La misa, oficiada por el obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, ha roto de dolor a los vecinos. El obispo, según informa 'La Verdad de Murcia', ha afirmado estar "con el corazón roto" y ha asegurado que "no es fácil decir una palabra para que pueda tener sentido lo vivido". "No es fácil porque estamos sumidos en un dolor grande por esta tragedia", ha continuado el obispo, quien ha instado a los presentes a que tengan fuerzas para rezar y para apoyarse "en el hombre de aquel que viene a consolarte para seguir adelante y seguir ayudando a los que te rodean".

Las vidas de Salvador Ros, Pedro José Cánovas, Óscar Alcaraz, José Antonio Martínez y Ana Belén Cebrián se perdían en una carretera de doble sentido en la madrugada del sábado. Según relata este mismo medio local, Ana Belén y sus amigas habían cenado esa noche en Cartagena. Hacía unas semanas que la joven se había sacado el carnet de conducir, pero ella no llevaba el coche, sino otra de sus amigas, ya que viajaba con otras tres chicas más. Volvían a casa temprano.

Este lunes 6 de febrero iba a ser el 19 cumpleaños de Ana Belén si el coche en el que viajaba no hubiera chocado con el Renault Clio que conducía Salvador, que iba con sus tres amigos. Los chicos murieron en el acto. Y también Ana Belén. Todos se conocían. Y todos vivía en Torre Pacheco. Sus familias han llorado unidas en el tanatorio y durante el funeral. 

Unas vidas llenas de planes truncadas por la tragedia

Los jóvenes, amigos inseparables y seguidores del Atlético de Madrid, habían ido juntos a Madrid a ver un partido de los rojiblancos. En las redes sociales mostraban su alegría en el Vicente Calderón y en la fuente de Neptuno.

Salvador era técnico de emergencias, y según los vecinos que se congregaron en el tanatorio, "siempre estaba tratando de echar una mano". Él conducía el coche durante la fatídica noche. Las primeras investigaciones señalan que por alguna razón, el joven habría perdido el control del vehículo.

Su amigo Óscar era estudiante de Ciencias Políticas y sus compañeros de la Universidad de Murcia se han despedido de él a través de las redes sociales: "Óscar, te vamos a echar mucho de menos".

José Antonio también tenía sus planes de vida. Quería prepararse oposiciones para convertirse en guardia civil. A Pedro José los vecinos también le recuerdan con tremendo cariño.

Ana Belén trabajaba en la empresa 'Florette' y estudiaba un módulo de Peluquería y Esteticismo. "Era una chica alegre, con un corazón dulce, muy inteligente", han explicado sus amigos, destrozados, al medio local.

"Nos hemos quedado todos sin palabras", relata este mismo medio. El silencio y el respeto por los jóvenes se ha sentido en el ambiente y el calor y apoyo que se ha dado a las familias ha sido espectacular.

¿Qué pasó la noche del sábado?

Según las primeras investigaciones de la Guardia Civil, el Renaul Clio en el que viajaban lso chicos perdió el control poco antes de las doce de la noche del sábado, por un despiste o por un exceso de velocidad al tomar una curva situada a 200 metros. El vechículo se metió en el carril por el que se dirigían, hacia Torre Pacheco, Ana Belén y sus tres amigas, que viajaban en un Citröen C4. Según los primeros datos, el conductor del Clio trató de frenar y corregir su posición y al conductora del Citröen no pudo evitar el choque contra la parte derecha del vehículo de los chicos.

A consecuencia del terrible impacto, los cuatro chicos murieron en el acto y las cuatro jóvenes resultaron heridas de gravedad. Los bomberos consiguieron excarcelarlas. Y durante unos 40 minutos los servicios sanitarios trataron de reanimar a una de ellas, la que viajaba en el asiento trasero izquierdo. Nada pudieron hacer por su vida. Las otras tres jóvenes fueron trasladadas al Hospital Santa Lucía de Cartagena, y se encuentran estables dentro de la gravedad. 

Una de las jóvenes, N.L.M., de 22 años, tuvo que ser intervenida tras el choque, y ha ha sido trasladada desde Urgencias a reanimación. Se espera que la joven sea trasladada hasta el hospital de Los Arcos, en San Javier, según recoge la Agencia Efe. Las otras dos chicas, N.D.S., de 21 años y M.G.M., de 24 años, siguen en la UCI, en la que ingresaron con politraumatismos y múltiples contusiones.

La complicada y triste tarea de informar a las familias

La complicada y triste tarea de informar a las familias de la muerte de los jóvenes fue para el alcalde de Torre Pacheco, Antonio León y para el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Salvador Sánchez. Acompañados por agentes de la Policía Local y miembros de Protección Civil, tuvieron que ir, casa por casa, informando de lo ocurrido. Para el alcalde, fue una noche "muy larga".

El edil ha afirmado además que esta desgracia no solo ha terminado con la vida de chicos tan jóvenes, con edades de 19 a 21 años, sino que "ha destrozado la vida de sus padres, también muy jóvenes". El Ayuntamiento de Torre Pacheco decretaba tres días de luto oficial por los fallecimientos y ha reiterado en numerosas ocasiones su profundo dolor. Las banderas del Consistorio permanecerán tres días a media asta.

Cientos de vecinos y amigos han arropado a las familias en incluso varias peñas del Atlético de Madrid de Murcia y Alicante enviaron mensajes de condolencias.

Por otra parte, varias peñas del Atlético de Madrid, tanto de la Región de Murcia como de la vecina provincia de Alicante, enviaron ayer mensajes de condolencia por la condición de aficionados. Al funeral también ha acudido el presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, que ha reconocido ante los medios presentes que está "encogido" por el dolor de este terrible suceso. "Ha segado la vida de personas jóvenes que estaban en una etapa de su vida preciosa", para añadir que es el momento de "estar con la familia, darle nuestro apoyo y cariño".