El desempleo entre los titulados con posgrado cae al 8,1%


  • Los profesionales mejor formados tienen acceso a empleos con mejores condiciones laborales y mayores salarios.

  • La tasa de paro entre los trabajadores con estudios de posgrado se redujo hasta el 8,1% en 2014, y entre los titulados universitarios cayó al 12,84%.

La UCLM pone en marcha su plan de formación para investigadores con 1.942 plazas, un 41% más

La UCLM pone en marcha su plan de formación para investigadores con 1.942 plazas, un 41% más

La tasa de paro en España sigue situada en un preocupante 23,69% de la población activa. Pero quienes tienen estudios de posgrado, MBA o máster disfrutan de unos niveles de empleo exponencialmente mejores, según el último estudio La empleabilidad de la población cualificada, elaborado por EAE Business School con datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y del Instituto Nacional de Estadística (INE).Según este informe, al término del año 2014, la tasa de desempleo en estos profesionales con el mayor nivel de formación se situó en el 8,1%, bajando 5 décimas respecto al año anterior.Es el segundo descenso consecutivo del desempleo que se registra en este colectivo desde el año 2007, justo antes de comenzar una larga crisis económica. Hay que señalar que estos datos no se refieren a jóvenes que acaban de terminar sus estudios, sino al conjunto de profesionales de todas las edades que tiene esos estudios.

Paro por niveles educativos

La tasa de paro entre las personas con estudios superiores (de universidad o de ciclos formativos de FP de grado superior) también es sensiblemente inferior al 23,69%, y se colocó al terminar 2014 en el 14,9% frente al 16% de 2013. En particular, la de los universitarios fue del 12,84% al término de 2014 según el informe de EAE, y también se ha visto reducida en 6,6 décimas durante el pasado año.A medida que se reduce el nivel educativo, los resultados son peores. La tasa de paro en los profesionales con estudios de Secundaria segunda etapa es del 24,88%; entre quienes sólo llegaron hasta la primera etapa de Secundaria del 30,71%, en los trabajadores con estudios primarios es del 38,07%; entre quienes no han completado esos estudios primarios es del 44,85%; y entre los analfabetos, del 56,33%.Un año más, la elaboración de este informe sobre la empleabilidad de la población cualificada nos muestra que los profesionales con formación superior de MBA, máster o posgrado presentan mayores niveles de empleabilidad, tanto en España como en el conjunto de la Unión Europea. Algo que se puede comprobar en la tasa de desempleo, en el número de contratos indefinidos y otros indicadores como la tasa de subempleo o el número de contratos de corta duración. Todos ellos son mejores para este tipo de perfil cualificado que el global del conjunto de la población activa, demostrando que la población cualificada tiene mejores herramientas para sortear la crisis económica.

Menor paro de larga duración

Los profesionales con formación de posgrado tienen mayor facilidad para volver antes al mercado de trabajo cuando se queda sin empleo. Los que llevan en situación de desempleo más de un año, el denominado paro de larga duración, son el 43,68% de los desocupados con posgrado. Un porcentaje que se eleva al 57,2% en los titulados universitarios y al 61,9% en el conjunto de la población activa.

Una tasa de temporalidad más baja

Los trabajadores que poseen un mayor nivel educativo también mejores condiciones de laborales y menor nivel de precariedad. Así, los profesionales con estudios de posgrado se ven menos afectados por la temporalidad de los contratos: el 22,42%, frente al 26,28% de los graduados universitarios y el 28,5% del conjunto de la población activa. Y, cuando tienen contratos eventuales, son en menor proporción de corta duración: el 75,94% en los posgraduados, el 93,51% en los universitarios y el 93,11% en el total de la población activa.

Menos subempleo

También se ven menos afectados por el subempleo, que es como se denomina a los trabajos con una jornada laboral de menos horas de las que se desearían. Una situación en la que se encuentra el 5,38% de los posgraduados, el 7,94% de los universitarios y el 11,87% de la población activa.

Mayores salarios

La remuneración también es mayor entre los profesionales con máster o posgrado, sobre todo a media que aumenta su experiencia y edad, según otro informe sobre el Impacto de la formación en las retribuciones, elaborado por la consultora de recursos humanos ICSA Grupo y La Salle Universities.Los titulados universitarios pueden alcanzar sueldos superiores en un 86% que los de quienes han cursado Formación Profesional (FP), según el citado informe, que maneja 30.000 datos salariales del Observatorio Salarial y del Informe de retribuciones 2013 de ICSA Grupo. Unas diferencias que se han visto incrementadas notablemente durante la crisis económica. En el año 2007, los titulados universitarios ganaban un 49% más que los titulados de FP. Quienes tienen un máster son los mejor pagados de nuestro mercado laboral, aunque en las etapas iniciales no hay diferencias entre los universitarios y aquellos que tienen estudios de posgrado. Entre los jóvenes de 24 a 39 años de edad, quienes tienen estudios de posgrado cobran un una media de 25.857 euros brutos anuales, los licenciados 25.863, los diplomados 22.586 euros y los graduados de FP 18.399 euros. Es decir, entre los más y los menos formados hay una diferencia retributiva de un 40%.Pero a los pocos años de experiencia profesional las diferencias comienzan a agrandarse. Entre los 31 y 40 años de edad, un posgraduado cobra una media de 48.662 euros brutos al año, por 39.919 los licenciados, 33.168 los diplomados y 23.966 los titulados de FP.A partir de los 50 años de edad, quienes tienen una titulación de posgrado pueden llegar a percibir dos veces y medio el salario de un titulado de FP: 99.676 euros brutos al año frente a 38.446 (2,6 veces superior).La distancia en las percepciones salariales acumuladas a lo largo de toda la trayectoria profesional entre un titulado en FP y un universitario con estudios de posgrado superaría el millón y medio de euros. Exactamente sería de 1,64 millones de euros.Para determinar esta cantidad el informe ha realizado una simulación de un profesional que comience a trabajar a los 24 años y se jubile a los 65, en euros constantes del año 2007, primer ejercicio en el que se llevó a cabo este estudio. Así, un titulado con estudios de posgrado acumularía unos ingresos brutos de 2,87 millones de euros a lo largo de su vida, mientras que uno con FP se quedaría en 1,23 millones de euros.

Más puestos de responsabilidad

El número de directivos que ha participado en programas máster se ha incrementado en los últimos años. Entre 2007 y 2013, el porcentaje de ejecutivos que tiene formación de posgrado ha pasado del 39% al 43% en España. Los directivos con estudios universitarios son el 46% y los que no tienen formación superior, el 11%.Los ejecutivos con máster perciben un salario medio de 85.699 euros brutos anuales, frente a 80.459 los que son titulados universitarios y 62.828 quienes no tienen estudios superiores en posiciones directivas. La diferencia entre los más y los menos formados es del 36% entre los ejecutivos.También se ha incrementado la proporción de mandos intermedios con formación de posgrado. En 2007, antes de comenzar la crisis, sólo el 15% tenía estos estudios, por un 33% ahora. También entre los mandos intermedios se observan diferencias retributivas en relación a su preparación. Quienes cuentan con el nivel de estudios más alto, de posgrado, perciben sueldos de 41.064 euros brutos anuales, por 39.343 los universitarios y 34.295 los que no tienen título universitario.Es decir, que la distancia salarial entre los más y los menos formados es del 20% entre los mandos medios.

Factores que influyen en la mejora

El mercado laboral parece que poco a poco comienza a ofrecer más oportunidades a estos profesionales con la mayor formación. Hay un cambio de tendencia. Es una mejoría aún leve quizá, pero se produce por segundo año consecutivo, y genera buenas perspectivas para este 2015. No obstante, en esa reducción de 5 décimas de la tasa de desempleo de los profesionales con formación de posgrado, hay que tener en cuenta dos factores que pueden explicar parte de la mejoría de los datos: la emigración de titulados universitarios españoles hacia otros países nada más terminar su etapa en la universidad y el incremento de la oferta de prácticas en empresas para estos posgraduados. Como desde hace un tiempo estos becarios cotizan ya a la Seguridad Social, no son tenidos en cuenta como desempleados, aunque no tengan aún un contrato de trabajo.

Comunidades autónomas

Pero las oportunidades de empleo para este colectivo no son iguales en toda España. La tasa de desempleo de los posgraduados en Galicia, la comunidad con mejores datos, es cuatro veces inferior a la de Baleares, la que peor comportamiento presenta en este capítulo.Las menores tasas de desempleo entre los trabajadores con posgrado, además de la citada Galicia, se dan en Cantabria y Aragón (por debajo del 4%); País Vasco, Cataluña, La Rioja, Murcia y Navarra (menor del 5%); Asturias (por debajo del 6%); Madrid, Andalucía y Castilla y León (por debajo del 7%).Las que presentan peores resultados son, en este orden, Baleares (12,6%), Castilla-La Mancha (11,3%), Canarias (11,2%), Extremadura (8,7%) y Comunidad Valenciana (8,5%).

Dónde es más rentable un máster

Pero el informe sobre La empleabilidad de la población cualificada de EAE Business School no sólo tiene en cuenta los niveles de empleo por comunidades autónomas. El estudio elabora además un Índice Autonómico de Empleabilidad que clasifica a las comunidades autónomas teniendo en cuenta no sólo la ocupación, sino también el nivel de empleabilidad que ofrece cada una de ellas teniendo en cuenta otras variables como la tasa de paro de larga duración, el crecimiento del PIB autonómico, el porcentaje de subempleo, el carácter temporal de los contratos de trabajo y el volumen de contratación de corta duración (menos de 12 meses). Se puede decir que es un ranking autonómico sobre de oportunidades y la calidad del empleo para los titulados con mayor nivel de formación.En esta clasificación los mejores mercados laborales son el de Cataluña (con una puntuación de 8 sobre 10), Madrid (7,8), Aragón (7,5), País Vasco (7,1), Asturias (6,4) y Comunidad Valenciana (6,1). Es decir, éstas son las comunidades autónomas que mejores condiciones de empleabilidad ofrecen a los trabajadores con máster o posgrado. Las peores son Extremadura (3), La Rioja (4,2), Cantabria (4,6), Murcia (4,7), Castilla-La Mancha (4,8) y Canarias (4,9).

Las mejores

Cataluña repite en la primera posición y mantiene las mejores condiciones de empleo para la población más cualificada. Las claves son una tasa de paro a la baja (4,4% frente al 4,8% de 2013), una cada vez mayor rapidez en la reincorporación al mercado laboral (el porcentaje de parados de larga duración es del 53,1%, por debajo de la media nacional) y una de las tasas de subempleo más bajas de España (del 3,7%, mientras la media nacional es del 5,38%). Madrid mantiene la segunda posición alcanzada en 2012 gracias a una tasa de desempleados baja (6,1%, frente al 8,1% de la media nacional), a disponer del porcentaje de contratos temporales para trabajadores con formación de posgrado más baja de toda España (10,6%, frente al 22,42% de la media nacional) y una tasa de subempleo de sólo el 3,7%, al nivel de Cataluña. Aragón mantiene la tercera posición alcanzada en 2012. Su tasa de paro para trabajadores con posgrado sigue siendo de las más bajas de España (3,83%), sólo superada por Galicia y Cantabria. Además, es la segunda comunidad en la que se firma un mayor número de contratos indefinidos, al presentar una tasa de contratos temporales del 13,7%, sólo mejorada por Madrid. País Vasco se afianza como la cuarta mejor autonomía para la población más cualificada. Presenta una de las tasas de desempleo para trabajadores con formación de posgrado más bajas de España, del 4,1%. Además, presenta la segunda tasa de subempleo más baja de España (3,5%), sólo superada por Murcia. Asturias es de nuevo la quinta comunidad en el Índice de Empleabilidad Autonómico porque presenta una tasa de paro para trabajadores cualificados por debajo de la media nacional (5,1%) y claramente a la baja.

Las peores

Extremadura vuelve a aparecer como la última autonomía en el Índice Autonómico de Empleabilidad. Presenta una de las cifras de paro para profesionales cualificados más alta de España (8,7%), que aunque mejora sigue siendo demasiado alta; y una de las tasas de parados de larga duración más altas de España, con un 49,1%. La Rioja vuelve a ser la segunda peor comunidad para trabajadores cualificados. Tiene una tasa de desempleo del 4,5%, entre las mejores, pero su tasa de desempleo de larga duración (56,7%) y sobre todo su tasa de subempleo (11,3%, la más alta de España) hace que sus condiciones de empleabilidad para población con posgrado sean de las peores de España. Cantabria es la tercera con peores condiciones de empleabilidad, a pesar de tener una de las tasas de desempleo para trabajadores cualificados más bajas de España (3,8%). Sus principales problemas son la alta tasa de subempleo (9,1%) y sobre todo un porcentaje de contratos de corta duración para empleados cualificados del 97,4% sobre el total de contratos temporales.

Unión Europea

Si se compara la situación del empleo para los posgraduados españoles con la de los europeos, las diferencias son mucho menores que en las del conjunto de la población activa. En Europa, el nivel de paro en este colectivo se ha situado al término de 2014 en el 6,4%, lo que supone una reducción de 3 décimas respecto a 2013.Los países con mejores datos son Noruega, República Checa, Alemania, Islandia y Suiza, con tasas de desempleo del 2,1%, 2,3%, 2,5%, 2,8% y 3% respectivamente. Los peores datos se dan en Macedonia, Grecia, España, Portugal y Chipre (22,5%, 20%, 14,9%, 13,2% y 10,2% respectivamente).