Hamilton gana en Singapur, Sáinz es 4º y Alonso abandona tras un accidente


  • El piloto inglés se beneficia de los abandonos de los dos Ferraris y de Verstappen, que colisionaron en la primera curva, y es más líder del Mundial de Fórmula 1.

  • Carlos Sáinz logra su mejor puesto en la F1, 4º, y Alonso tuvo que abandonar por un accidente tras una gran salida y cuando él mismo dice que podía "pelear por la victoria".

Los dos Ferraris y el Red Bull de Verstappen colisionaron nada más salir.

Los dos Ferraris y el Red Bull de Verstappen colisionaron nada más salir.

Etiquetas

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes), ganó el Gran Premio de Singapur en el circuito de Marina Bay, beneficiado por el accidente entre el holandés Max Verstappen (Red Bull) y el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) que también dejó fuera a su rival, el alemán Sebastian Vettel (Ferrari).

Tras una salida muy accidentada, en la que quedaron fuera los dos Ferrari, Verstappen y Fernando Alonso (McLaren-Honda), Hamilton pasó del quinto lugar de salida al primero y lideró la carrera hasta el final seguido por el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) y el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) en el podio, con el español Carlos Sainz (Toro Rosso) cuarto.

El piloto español Carlos Sainz (Toro Rosso), cuarto hoy en el Gran Premio de Singapur, logró en el circuito urbano de Marina Bay el mejor resultado de su carrera en la Fórmula Uno, en una carrera muy accidentada.

Sainz, que salía de la décima posición, ganó varios puestos tras el accidente que involucró al holandés Max Verstappen (Red Bull), el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) y el alemán Sebastian Vettel (Ferrari); y luego eligió los neumáticos correctos para auparse hasta el cuarto lugar, resistiendo los ataques del mexicano Sergio 'Checo' Pérez (Force India).

Hasta hoy, sus mejores lugares eran cuatro sextos puestos: uno en Mónaco este año, y tres más en 2016, en Montmeló (España), Austin (Estados Unidos) e Interlagos (Brasil).

El piloto madrileño, que disputa sus últimas carreras con Toro Rosso ya que ha sido cedido a la escudería Renault, gritó un emocionado "¡toma, toma, toma, toma! ¡Vamos, vamos, vamos!", a su ingeniero por la radio nada más cruzar la línea de meta, dijo después que el 4º puesto "nos lo hemos ganado a pulso, haciendo lo que teníamos que hacer en cada momento. Increíble. Impensable", sentenció

Alonso: "Éramos podio seguro"

Fernando Alonso (McLaren-Honda), que tuvo que retirarse del Gran Premio de Singapur en la vuelta 9 por una pérdida de potencia en su motor tras recibir un golpe por detrás en la salida, confirmó que el impacto de salida fue la causa, ya que el coche estaba "destrozado".

"El coche estaba destrozado por la izquierda, era un milagro que siguiéramos en pista después del golpe. Hemos tenido que abandonar, una pena porque teníamos esperanza en la carrera, pienso que estaríamos liderando. Hamilton estaba detrás de mí cuando nos tocaron, por lo cual estaríamos delante", explicó Alonso.

El bicampeón del mundo asturiano (en 2005 y 2006, con Renault) lamentó el incidente, ya que era un piloto en el que McLaren tenía buenas previsiones, y en su adelantamiento de salida se había situado entre el tercer y cuarto lugar.

"A veces salen las cosas de cara, otras no. Cuando salimos últimos acabamos 20 coches, ahora que vamos bien aquí y en lluvia, el podio estaba asegurado e incluso luchando por la victoria, pasa de todo. Habrá que esperar a Malasia", manifestó.

"Fastidio porque un podio es un podio, pero cuando la salida llegamos a la primera curva, vas por fuera, con que uno se vaya largo te embiste. Esta vez fue Verstappen, se chocaron y me embistieron los dos. Cuando las salidas son apretadas pasan esas cosas y habrá que buscar otras opciones", añadió.

Alonso comentó que tras el golpe en los talleres se dieron cuenta de que el monoplaza estaba dañado, y aún así intentaron continuar en carrera para lograr sumar puntos.

"Estaba casi tercero, cuando giré no veía quien iba detrás, llegaban en perpendicular. Fue un golpe fuerte y el coche no podía continuar. Despues del golpe yo pregunté si estaba todo bien, me dijeron que lo miraban en talleres, vieron que el coche estaba destrozado, pero había que mantenerse en pista por si arañábamos un punto, pero al final no dio para más", finalizó el piloto español