Venezuela, a un metro del colapso energético que causaría un apagón total


  • La crisis eléctrica en el país se agudiza, con racionamientos cada vez más grandes y frecuentes, lo que genera un escenario alarmante y sin precedentes.

  • La represa de El Guri, que abastece de energía a gran parte del país, ya ha tenido que paralizar algunas de sus salas de máquinas.

La central de El Guri.

La central de El Guri.

La represa hidroeléctrica de El Guri, la más importante de Venezuela, que abastece de energía a gran parte del país, se encuentra a apenas un metro de la cota de seguridad operativa, lo que podría derivar en un colapso energético inminente, con riesgo de apagón total.

Tal y como adelantó la informacion.com el pasado 3 de este mes, en el país sudamericano podría registrarse un apagón generalizado antes de abril próximo, ya que la cota del inicio de ese colapso energético es de 244 metros sobre el nivel del mar en la mayor represa del país. En la actualidad, el lago que alimenta a la Central de El Guri sigue descendiendo a niveles críticos, encontrándose ahora a 245,03 metros, es decir a apenas un metro de los 244 de la cota de seguridad operativa.

Según recogen medios venezolanos, la principal voz de alarma la han emitido expertos en energía termoeléctrica que trabajan o trabajaron en la central. Andrés Velázquez, líder de la Unidad en el estado Bolívar, acaba de informar de una situación crítica y sin precedentes en El Guri. Esta semana, el nivel de descenso que lleva el lago que abastece a El Guri ha sido de entre 15 y 16 centímetros diarios (de media).

De seguir esa tendencia, en apenas 8 días más se estaría llegando a la temida cota 244, situación que obligaría a iniciar la paralización de las turbinas de la represa. Por ahora, ya se ha registrado la paralización de la Sala de Máquinas 1 de la central de manera total. Allí, las cuatro unidades generadoras que todavía estaban en servicio fueron detenidas, lo cual ocurre por primera vez en la historia de la central.

Ahora los principales indicios de alarma se trasladan a la Sala de Máquinas 2. Si ese declive pronunciado continúa, y la cota mínima alcanza los 240 metros, definitivamente tendrían que paralizarse la generación de todas las salas de máquinas, y ninguna turbina estaría en condiciones de seguir trabajando.

De este modo, la crisis eléctrica en Venezuela se agudiza, con racionamientos cada vez más grandes y frecuentes en gran parte del país. 

El cuadro de situación es más que preocupante. Las máquinas presentan daños por entrada de burbujas que impactan y causan mini explosiones, originando desprendimientos de metales.  Mientras tanto, los especialistas prevén racionamientos energéticos que durarán entre 10 y 12 horas diarias. Semanalmente, es probable que se supriman en el país entre 2.000 y 3.000 megavatios.

Mientras tanto, otros proyectos de generación termoeléctrica que debieron culminarse de acuerdo a las promesas que hizo el propio Gobierno Nacional, se encuentran inacabados, como las plantas de Termozulia, que aportaría 2500 megavatios, Termotuy, que contribuiría con 470 megavatios, Termosucre, con 1100 megavatios y la puesta a punto de Planta Centro para que pudiera generar 2 mil megavatios.