Macri desnuda la gestión Kirchner: "Nos han dejado despilfarro y corrupción"

  • El presidente argentino ha pronunciado su primer discurso ante los legisladores para inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso.

  • "El Estado (kirchnerista) ha mentido sistemáticamente.Faltan documentos, no hay estadísticas, cuesta encontrar un papel", ha denunciado.

Mauricio Macri, durante su discurso en la Asamblea legislativa.

Mauricio Macri, durante su discurso en la Asamblea legislativa.

Mauricio Macri ha pronunciado este martes su primer discurso ante los senadores y diputados argentinos para inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso. Cada 1 de marzo, los presidentes argentinos comparecen en el Parlamento, pero éste no es un mero acto simbólico o solemne. Los discursos de apertura en la denominada Asamblea legislativa son considerados en el país sudamericano como uno de momentos claves en materia institucional, donde el jefe del Ejecutivo de turno expone sus proyectos, líneas de acción y la hoja de ruta de gestión para lo que resta del año. De allí la importancia. En esta ocasión, Macri ha desnudado además lo que él considera "la pesada herencia kirchnerista". Al hablar sobre el estado del país que encontró, denunció que los Kirchner "nos han dejado corrupción y despilfarro. En cada área del Estado encontramos eso".

En el primer tramo de su discurso, centró sus palabras en la anterior gestión de Cristina Fernández, aunque fue más allá, y directamente hizo un balance lapidario del legado kirchnesta desde que Néstor Kirchner (fallecido en 2010) asumió como presidente argentino en 2003. "Tenemos una inaceptable cantidad de compatriotas en la pobreza, instituciones sin credibilidad y un Estado enorme que no ha parado de crecer pero que no brinda mejores prestaciones. La inflación encubierta de los últimos años ha superado el 700%", ha afirmado el ingeniero, quienadelantó que publicará un informe riguroso de "cómo dejó el país" la anterior presidenta.

Acto seguido, ha asegurado: "Tenemos leyes que reconocen muchísimos derechos y quedan solo en el papel. El Estado ha mentido sistemáticamente, confundiendo a todos y borrando la línea entre realidad y fantasía. Encontramos un Estado desordenado y mal gestionado. Faltan documentos, no hay estadísticas, cuesta encontrar un papel".

En esta línea también ha agregado que "del 2006 al 2015 los argentinos pagamos casi 694 mil millones de dólares en impuestos, más que durante la década del 90. Falta planeamiento y pensamiento responsable. La corrupción, la desidia y la incompetencia hicieron que nos encontremos con un Estado con nula capacidad". Sobre la corrupción, precisamente indicó: "Fortaleceremos la Oficina Anticorrupción que encontramos desmantelada. La corrupción mata, como lo hizo con la tragedia ferroviaria de Once".

Abucheos de los legisladores kirchneristas

Mientras hablaba se produjo uno de los momentos de máxima tensión. Desde el bloque de los diputados que integran el Frente para la Victoria (la rama del peronismo de Cristina Fernández de Kircher) comenzaron los abucheos y silbidos. "La inflación existe porque el Gobierno anterior la promovió y la consideró un instrumento válido de la política económica", dijo Macri. Entonces, los legisladores kirchneristas mostraron pancartas que habían llevado con acusaciones al actual gobierno por el aumento de la inflación y por los despidos en el Estado. En ese momento, Macri les lanzó un rotundo "Hay que respetar el voto democrático", para que quienes interrumpían su discurso se callaran.

Posteriormente prosiguió con duras palabras hacia sus antecesores en la Casa Rosada: "Un 29 por ciento de los argentinos viven en la pobreza y un 6 por ciento en la indigencia. El 42 por ciento de los argentinos no tiene cloacas, un 13 por ciento no tiene agua corriente y más de un 40 por ciento no tiene gas. El modelo de inclusión social y crecimiento del que tanto habló el gobierno anterior nos llevó a la pobreza y la exclusión", aseveró.

También acusó al kirchnerismo por concentrar "recursos de las provincias de manera unitaria y centralista. Argentina tiene uno de los menores niveles de reservas de América latina. Tenemos una delicada situación fiscal, una de las peores de las últimas décadas, por culpa de la incapacidad e incompetencia de la gestión anterior".

En la recta final de sus palabras hacia el anterior Gobierno, manifestó que "en estos años de vacas gordas no ahorramos, nos comimos nuestro capital. En los últimos 4 años no creció el empleo por la inflación y por las trabas que ponía el Estado a las empresas. El Estado fue obstáculo en vez de estímulo y sostén. Aumentó el empleo público pero sin mejorar los servicios. Nos mintieron camuflando el desempleo con empleo público".

Finalmente, destacó que "la inseguridad no es una sensación, es un flagelo negado sistemáticamente, generando la violencia verbal. El estado kirchnerista no nos cuidó y nos faltó el respeto".