Condenado a 22 años de prisión por cuatro intentos de asesinato en diversos tiroteos en Salamanca

  • Salamanca, 10 mar (EFE).- La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a I.H.G., de 71 años, a veintidós años de prisión por cuatro delitos de asesinato en grado de tentativa, dos de lesiones en el mismo grado y uno de tenencia ilícita de armas, cometidos cuando disparó varios tiros en tres pueblos de Salamanca.

Condenado a 22 años de prisión por cuatro intentos de asesinato en diversos tiroteos en Salamanca

Condenado a 22 años de prisión por cuatro intentos de asesinato en diversos tiroteos en Salamanca

Salamanca, 10 mar (EFE).- La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a I.H.G., de 71 años, a veintidós años de prisión por cuatro delitos de asesinato en grado de tentativa, dos de lesiones en el mismo grado y uno de tenencia ilícita de armas, cometidos cuando disparó varios tiros en tres pueblos de Salamanca.

La resolución judicial, a la que ha tenido acceso EFE, se refiere a hechos ocurridos en 2007 y que se desencadenaron en la localidad de Ejeme (Salamanca), en la que dos personas resultaron heridas.

El tribunal ha tenido en cuenta las circunstancias atenuantes que planteó el ministerio fiscal, en concreto la de obcecación y la reparación del daño.

Los hechos por los que I.H.G. ha sido condenado tuvieron lugar el 20 de febrero de 2007 cuando el acusado, natural de Pedraza de Alba (Salamanca), quien ha declaró que nunca tuvo intención de herir a nadie, comenzó a disparar y llegó a herir a seis personas en tres municipios distintos: Ejeme, Santa Teresa, y Galisancho.

Como consecuencia de los tiros, hirió en el abdomen a una mujer de 54 años, M.P.J.C., y a un hombre de 74, I.G.C., al que le reventó un ojo.

El acusado fue detenido posteriormente por la Guardia Civil en la finca Los Narrillos, en la localidad de Anaya de Alba y permaneció en prisión hasta diciembre de ese mismo año.

Según la resolución judicial I.H.G. llevaba varios meses discrepando con la Comunidad de Regantes de la zona y con la empresa que realizaba obras de mejora de regadío al considerar que "se perjudicaba" a sus tierras.

Esta situación hizo que se generaran "ideas de perjuicio y violencia generadoras en su mente de un persistente obcecación que alteraba sus facultades psíquicas, aunque no de manera grave".

En los hechos probados de la sentencia se relata la actuación de I.G.C. el 20 de febrero de 2007 en la que narra cómo disparó, fallando, contra los responsables de la obra de mejora de regadío en las proximidades de Ejeme, en unos casos por defecto de la munición y en otros porque "le tembló el pulso".

Posteriormente, se desplazó hasta esa localidad y hasta Galisancho donde buscó al presidente de la Comunidad de Regantes y a otros miembros de este colectivo, entre ellos a un familiar a quien le dijo: "De ésta te has librado, pero de la próxima no".

La sentencia condena, por tanto, a I.H.G. a un año de prisión por el delito de tenencia ilícita de armas; cinco años de prisión por cada uno de los cuatro delitos de asesinato en grado de tentativa; y seis meses de prisión por cada uno de los delitos de lesiones en grado de tentativa.

También se le condena a pagar un total de 113.000 euros en concepto de indemnizaciones a todas las víctimas, un total de ocho -parte de los afectados no fueron alcanzados por los disparos pero resultaron lesionados al intentar huir-, aunque ya ha hecho frente a 70.000 euros por los daños causados.