Un juez de EE.UU. niega reabrir el caso del narcotraficante colombiano Fabio Ochoa

  • Miami (EE.UU.), 26 feb (EFE).- Un juez estadounidense negó al narcotraficante colombiano Fabio Ochoa reabrir su caso basado en que un testigo del Gobierno mintió y en un presunto vínculo con los ataques terroristas del 2001, informó hoy el diario The Miami Herald en su edición digital.

Un juez de EE.UU. niega reabrir el caso del narcotraficante colombiano Fabio Ochoa

Un juez de EE.UU. niega reabrir el caso del narcotraficante colombiano Fabio Ochoa

Miami (EE.UU.), 26 feb (EFE).- Un juez estadounidense negó al narcotraficante colombiano Fabio Ochoa reabrir su caso basado en que un testigo del Gobierno mintió y en un presunto vínculo con los ataques terroristas del 2001, informó hoy el diario The Miami Herald en su edición digital.

El magistrado federal Barry Garber rechazó los argumentos de que Alejandro Bernal, ex socio de Ochoa y acusado en el mismo caso del colombiano, no fue un testigo veraz en el juicio del ex cabecilla del disuelto cartel de las drogas de Medellín, celebrado en un tribunal de Miami en el 2003.

Ochoa fue juzgado por conspiración para distribuir cocaína en Estados Unidos y condenado a 30 años y cinco meses de cárcel.

Su abogado, Paul Petruzzi, dijo que según una prueba que no fue revelada a la defensa, Bernal había informado a agentes federales que Ochoa presuntamente dio dos millones de dólares a la organización Al-Qaeda para ayudar a financiar los atentados contra EE.UU. del 11 de septiembre del 2001 y evitar así su extradición.

Petruzzi arguyó que los fiscales encargados del caso de Ochoa debieron dar a conocer esa alegación y así la defensa hubiera podido cuestionar la veracidad del testimonio de Bernal cuando subió al estrado.

Ninguna investigación pública de los atentados del 2001 en Estados Unidos ha demostrado o incluso mencionado algún vínculo con Colombia.

Pero el juez Garber, en un dictamen por escrito, estuvo en desacuerdo con el abogado.

Explicó que la mención de ese aspecto en una carta de Bernal del 2002 estaba basada en un rumor, no en conocimiento personal y es "simplemente especulativo sin bases que se atengan a hechos".

Aseveró que la condena de Ochoa estuvo basada en pruebas sustanciales.

La defensa de Ochoa solicitó en octubre del 2007 que se le desestimara la sentencia a su cliente y se fijara un nuevo juicio.

"Tiene derecho a un nuevo juicio debido al uso premeditado por parte del Gobierno de un testimonio falso durante el juicio y la omisión del Gobierno de pruebas materiales de exculpación, en violación a la quinta enmienda de la Constitución de Estados Unidos", dijo la defensa en ese momento.