Los Veintiocho piden a la Eurocámara que sea realista en las negociaciones del presupuesto europeo para 2017


BRUSELAS|

Los países de la Unión Europea han pedido este miércoles al Parlamento Europeo que sea realista y tenga en cuenta las cifras de ejecución del presupuesto europeo de este año a la hora de plantear sus enmiendas para el de 2017, una vez que la Eurocámara ha confirmado su oposición a los recortes planteados por los Veintiocho.

"Tenemos que enfrentarnos a la realidad: el presupuesto de la UE de 2016 supera ampliamente las necesidades. Debemos aprender de esto y ajustar el presupuesto de 2017 lo máximo posible a las previsiones más realistas para gasto el próximo año", ha expresado el secretario de Estado de Finanzas de Eslovaquia, Ivan Lesay, que este semestre ostenta la presidencia de la UE, tras el diálogo a tres bandas entre el Consejo de la UE, la Eurocámara y la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario propuso inicialmente un presupuesto con 157.700 millones de euros en compromisos y de 134.900 millones de euros en pagos, mientras que el Consejo ha pedido rebajarlos a 156.380 millones de euros la primera partida y a 133.790 millones la segunda, lo que en el caso de los pagos supone un recorte del 7 %.

Por su parte, la comisión europarlamentaria de Presupuestos pide que un presupuesto de 161.800 millones de euros en compromisos, lo que supone mejorar incluso en 4.130 millones de euros la propuesta primera del Ejecutivo comunitario.

En un comunicado, el Consejo ha apuntado que las menores necesidades de 2016 se explican por el hecho de que algunos programas para el periodo 2014-2020 no están aún siendo ejecutados, sobre todo en el áreas económica, social y de cohesión territorial, y no se espera que alcancen "velocidad de crucero" en 2017.

Los Veintiocho consideran que la posición de la Eurocámara va "completamente en la dirección contraria", al tener la intención de incrementar los pagos y los compromisos en casi todos los campos "bastante por encima" de los techos de gasto del plan financiero plurianual de la UE.

Está previsto que el pleno de la Eurocámara se pronuncie sobre esta opinión en un voto el próximo 26 de octubre, lo que dará inicio a un periodo de tres semanas de "conciliación" entre las instituciones para lograr un acuerdo sobre el gasto del próximo año.