El PP rechaza prohibir que la Fundación Franco gestione las visitas a Meirás y encargarlo al Ayuntamiento de Sada


SANTIAGO DE COMPOSTELA|

BNG pedía "hacer la justicia que no se hizo en la llamada Transición" y En Marea criticó que no se tomasen medidas frente a la apología del franquismo

Los votos del PPdeG en el Parlamento han rechazado este miércoles sendas iniciativas de En Marea y BNG que, con el apoyo del PSdeG, pedían prohibir a la Fundación Franco que gestione las visitas al Pazo de Meirás y encomendar la tarea al Ayuntamiento de Sada (A Coruña), donde se localiza este bien de interés cultural (BIC).

Tanto el nacionalista Luís Bará como la parlamentaria de la formación rupturista Ánxeles Cuña han defendido ante el pleno la propuesta aprobada en Sada, por la que se declara 'non grata' a la familia del dictador y se reclama la gestión del inmueble, mientras se solicita la ilegalización de la mencionada fundación y se exige que el pazo se convierta en patrimonio público.

Tras escuchar la intervención de ambos diputados, el portavoz del PPdeG en la Cámara, Pedro Puy, ha dejado claro que las ilegalizaciones las decide un tribunal y que declarar a una persona 'non grata' no tiene ninguna repercusión real, por lo que ha llamado a concentrar los esfuerzos en la recuperación del Pazo de Meirás.

Así, tras subrayar que la colecta llevada a cabo en la provincia de A Coruña para adquirir esta propiedad y regalarla al dictador "fue de todo menos voluntaria", ha dado por hecho que podrá revertirse. Por ello, ha propuesto cambiar los textos propuestos por BNG y En Marea por la solicitud de un estudio jurídico que analice la vía a seguir junto con las universidades.

Sin embargo, su enmienda no fue asumida por los otros dos grupos parlamentarios, de modo que los populares votaron en contra de sus propuestas y fueron, por ello, rechazadas.

"POZO NEGRO DE LA DEMOCRACIA"

Más allá del resultado de la votación, durante el debate de la iniciativa Bará ha llamado a "hacer la justicia que no se hizo en la llamada Transición" recuperando "el principal símbolo, no el único" de los "robos" del franquismo. "El Pazo de Meirás es el pozo negro de la democracia", ha ilustrado.

Además, el nacionalista ha exigido poner fin a "la provocación chulesca y macarra" de la fundación y la familia Franco, mientras Ánxeles Cuña ha advertido de que su "negacionismo" supone "lesionar el derecho a la memoria, al respeto y a la reparación" de las víctimas.

"EL PP NO ES FRANQUISTA"

Por su parte, Puy Fraga ha mostrado su "máximo respeto" a quienes sufrieron a causa de sus ideas durante la dictadura franquista, un régimen que ha pedido dejar de vincular con su partido. "Esto no es Fuerza Nueva", ha recalcado, para sentenciar: "El PP no es franquista. Ni lo fue en el pasado ni lo es en el presente".

Frente a su defensa de la democracia, salpicada con alusiones al desafío soberanista de Cataluña, la socialista Concepción Burgo ha lamentado que a los "hechos escandalosos" protagonizados por los herederos del dictador y la fundación que lleva su nombre le siguiera la "vergüenza" de ver cómo la Xunta "agachaba la cabeza" ante sus "desafíos" y "faltas de respeto".

"El PP dice que no es franquista, pero hay que demostrarlo", ha espetado a las bancadas populares, con ejemplos de cómo esta formación incumple la Ley de memoria histórica mientras clama por el respeto a las normas.

"¿Respeto por las víctimas es no gastar ni un euro en esa ley pero dar subvenciones a la Fundación Franco?", ha proseguido, en la misma línea, Luís Bará, quien ha recriminado al portavoz parlamentario del PPdeG que ponga "al mismo nivel" a quien convoca un referéndum y a quien comete un genocidio.

"NO BASTA CON DEVOLVER UN PAZO ROBADO"

Finalmente, Ánxeles Cuña ha lamentado que la Xunta no haya tomado "ninguna medida" frente a la apología del franquismo que está haciendo la citada fundación, mientras Concepción Burgo ha reprochado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que diga que la familia Franco podrá "reconciliarse con el pueblo gallego" a través de la donación del pazo.

"¿Cree que basta con devolver un pazo que fue robado para reconciliarse de todos los asesinatos, salvajadas y todo lo demás? ¡Es el colmo de los colmos!", ha sentenciado la diputada socialista.