El Govern aprueba el decreto que exige acreditar catalán al personal sanitario

  • Palma, 27 mar (EFE).- El Consell de Govern ha aprobado hoy el decreto que exige al personal sanitario que trabaje en el servicio público de salud de Baleares la acreditación de un nivel B de catalán y que afectará a la Oferta de Empleo Público que se celebrará este año y que dará estabilidad a 4.000 empleos.

El Govern aprueba el decreto que exige acreditar catalán al personal sanitario

El Govern aprueba el decreto que exige acreditar catalán al personal sanitario

Palma, 27 mar (EFE).- El Consell de Govern ha aprobado hoy el decreto que exige al personal sanitario que trabaje en el servicio público de salud de Baleares la acreditación de un nivel B de catalán y que afectará a la Oferta de Empleo Público que se celebrará este año y que dará estabilidad a 4.000 empleos.

Este decreto ha recibido un informe positivo por parte del Consell Consultivo, con cinco votos a favor y dos en contra, según ha informado en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consell de Govern el conseller de Salud, Vicenç Thomàs, quien ha aclarado que esta norma no va contra los profesionales.

"A nadie se le exige presentar un nivel de catalán: es un decreto de puertas abiertas que permite que se presente a las plazas cualquiera, y lo que primero valora es la capacidad profesional del personal sanitario", ha declarado el conseller.

La nueva norma, que rebaja el nivel de exigencia de catalán que por ley se pide en las islas a los funcionarios de la comunidad autónoma de un C a un B, estipula que todos los profesionales sanitarios del servicio público deben acreditar un conocimiento del idioma autóctono.

Este nivel será de un B para los que ocupen puestos de diplomados y licenciados (médicos, enfermeras, fisioterapeutas, matronas...) y será un A para el resto de categorías (celadores, etcétera).

El conseller ha señalado que este decreto surge, precisamente, en reconocimiento de la realidad sanitaria que sufre la comunidad -carencia de médicos de las islas para cubrir todas las plazas y especialidades-, pues incluye una disposición adicional en la que se marca una exención temporal de dos años para que los profesionales que no conozcan el catalán lo aprendan.

No obstante, dicha excepción -ha puntualizado el conseller- solo afectará a las categorías de médicos y enfermeras y "se hará solo cuando haya una falta de profesionales" en las islas para cubrir determinadas plazas.

"Nadie perderá su puesto de trabajo por no conocer la lengua", ha afirmado el conseller, quien ha rechazado valorar los actos de protesta convocados para el próximo 1 de abril por los sindicatos SATSE y Simebal en todas las islas, concentración que el PP ya ha anunciado que secundará.

El responsable de Salud del Govern ha descartado que haya un rechazo interno de la nueva norma, y, al contrario, ha subrayado que el nivel de comprensión en el sector "es bastante alto", si bien ha recalcado que "es necesario diferenciar entre sector y determinadas organizaciones y sus dirigentes".

Thomàs ha remarcado que con este decreto se seguirá primando las capacidades profesionales "para que sigan viniendo los mejores y para que los que ya tenemos no se pierdan".

Además de este decreto, el Consell del Govern también ha aprobado hoy el pago de 12,7 millones de euros a varios ayuntamientos de las islas procedentes del Fondo de Cooperación Local, un montante que se suma a los 16,2 millones comprometidos con otros municipios en varios convenios.

Otra medida que ha recibido el visto bueno ha sido la de aprobar actuaciones para impulsar la inversión en nuevas actividades empresariales y profesionales que han sido presentadas por las consellerias de Salud, Medio Ambiente y Movilidad, dentro del decreto ley de medidas urgentes aprobado el pasado 30 de enero.

También como medida anticrisis, hoy el Govern ha dado su aprobación a una nueva serie de ayudas -con un presupuesto de 88.600 euros- que entregará la Conselleria de Asuntos Sociales a las organizaciones Cáritas y Cruz Roja para cubrir necesidades sociales urgentes.

En materia de Educación, el Consell de Govern ha aprobado una inversión de 5,8 millones de euros que se invertirán en acabar la biblioteca general del Campus de la Universidad de las Islas Baleares y la rehabilitación de Can Oleo.