La AGE adopta el protocolo de seguridad por el virus 'Wannacry' y no detecta "ningún caso" de infección


MADRID|
La AGE adopta el protocolo de seguridad por el virus 'Wannacry' y no detecta "ningún caso" de infección

La AGE adopta el protocolo de seguridad por el virus 'Wannacry' y no detecta "ningún caso" de infección MADRID | EUROPA PRESS

Los trece ministerios que forman la Administración General del Estado (AGE) han adoptado el protocolo de prevención y seguridad de Microsoft, en línea con las recomendaciones del Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT), para evitar el virus Wannacry, si bien por el momento no se ha detectado "ningún caso" de infección en toda la Administración, según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Hacienda y Función Pública.

La Secretaría General de Administración Digital, dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública, se está cargando de coordinar estas medidas preventivas para escapar del ciberataque que se ha extendido por 150 países y ha afectado a más de 200.000 usuarios, sobre todo a empresas e instituciones públicas.

Desde el pasado viernes, cuando se recibió la alerta del ciberataque, la Administración lleva trabajando en ese asunto ante la recomendación lanzada por el Centro Criptológico Nacional de incorporar el paquete de seguridad de Microsoft.

Así, se están llevando a cabo las tareas de prevención y seguridad, siguiendo el protocolo que dictamina la compañía, y se está trabajando en un parche de seguridad para todos los equipos. Si bien por ahora "se trabaja con normalidad".

De hecho, por el momento "no se ha detectado ningún caso y no hay apagón de ordenadores", han precisado las mismas fuentes, que detallan que estas actuaciones de prevención y seguridad se están llevando a cabo en todos los departamentos ministeriales.

En principio la adopción de estas medidas de seguridad se prolongará hasta que se termine de incorporar el parche a todos los equipos.

El Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT) recordó el pasado viernes la importancia de actualizar las versiones del software de los equipos electrónicos para mantenerlos protegidos y para evitar que sean infectados por virus electrónicos como el programa ransomewear 'WannaCry'.