Lunes, 22.07.2019 - 23:06 h
Deja el fútbol

Jubilación de oro: Torres se retira con un imperio empresarial como 'colchón'

El de Fuenlabrada ha colgado las botas, pero tiene un importante conglomerado empresarial que le permitirá seguir viviendo cómodamente.

Fernando Torres
Fernando Torres tiene numerosos negocios fuera del fútbol / PODOACTIVA

Fernando Torres ha colgado las botas. El futbolista de Fuenlabrada, tras casi dos décadas en la élite, ha decidido dejarlo a sus 35 años cuando apuraba sus últimos momentos en el Sagan Tosu japonés. Tras pasar por Atlético de Madrid, Liverpool, Chelsea y Milan, 'El Niño' deja el deporte con la admiración y el respeto de la mayoría. Si por algo ha destacado en estos años ha sido, además de por su calidad, por su elegancia y buena educación tanto fuera como dentro del campo.

Pero ese no es el único legado que deja Torres, porque ha aprovechado este tiempo en activo para tejer un imperio empresarial que le permitirá seguir llevando el mismo ritmo de vida -aunque Fernando no es de los deportistas que más derrocha o, al menos, no lo muestra-.

Así, en estos años habría amasado una fortuna de unos 45 millones de euros, según un listado que publicó el 'Daily Mail' cuando Torres jugaba en Reino Unido, siendo el séptimo jugador más rico de la Premier League. Estos emolumentos son los que habría recibido del fútbol, donde ha tenido contratos millonarios, pero 'El Niño' tiene otras fuentes de ingresos.

En estos años, al igual que hace la mayoría de futbolistas, ha puesto en marcha otros negocios al margen del deporte para sacar rendimiento extra a su estratosférico salario, lo que le ha permitido obtener numerosos beneficios. Porque, a tenor de los resultados obtenidos, podemos determinar que Fernando Torres no es solo un as del balón, sino también de los negocios.

Del ladrillo al gimnasio

El de Fuelabrada ha sabido diversificar sus empresas, de modo que tiene intereses en diferentes sectores, algo básico para cualquier inversor, pues así reparte el riesgo. Como casi todos los futbolistas, se inició por el ladrillo, con una firma dedicada al inmobiliario y a la inversión a través de la que también gestiona sus derechos de imagen.

Se trata de Fernando 9 Torres, de la que es accionista mayoritario y cuyo administrador es su representante, José Antonio Sanz. A pesar de que en 2017 -últimas cuentas presentadas en el Registro Mercantil- redujo sus ingresos hasta los 987.366 euros desde los 1,12 millones de 2016, logró un beneficio de 172.000 euros. Como es lógico, esta empresa ha reducido su facturación ante el final de la carrera del futbolista. Aún así, dispone de un activo de casi 10 millones de euros, una cifra nada desdeñable.

Pero aquí no queda la cosa. Porque esta primera empresa la fundó en 2002, pero hace poco creó la última centrada en un sector con mucho recorrido de cara al futuro. En 2012 puso en marcha New Fitness Group, junto a su mujer, Olalla Domínguez, que como su propio nombre indica está enfocada al deporte, en concreto a los gimnasios

Así, con esta empresa puso en marcha una red de centros llamados Nine Fitness, con varios establecimientos repartidos por Madrid en barrios como el de Embajadores o en el municipio de Aranjuez. Esta sociedad también ha empezado generarle rendimientos porque, si en sus primeros años dio pérdidas -como casi todos los negocios nuevos-, en 2016 ya obtuvo beneficios de 182.588 euros tras facturar 1,5 millones. Además, hace muy poco inicio otro nuevo negocio al abrir una franquicia de la clínica de podología Podoactiva en la zona de Retiro.

Y, por último, no olvidemos la marca Fernando Torres. El jugador tiene numerosos seguidores en todo el mundo tras haber jugado en diferentes países, lo que le ha valido para convertirse en embajador de diferentes marcas, casi todas relacionadas con el deporte. Actualmente es imagen de la firma japonesa Mizuno, que es la que le viste esta temporada. También patrocina los cascos para escuchar música Beats by Dre.

Así, el futbolista se va del fútbol con los deberes hechos y negocios en los que seguir trabajando. Una faceta en la que le acompaña su inseparable esposa. Ferando y Olalla llevan juntos prácticamente media vida y han formado una bonita familia con sus tres hijos, Nora, Leo y Elsa. Ahora podrá disfrutar de ellos plenamente y seguir haciendo crecer su imperio, aunque, a buen seguro, sin dejar del todo el fútbol.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios