Domingo, 20.10.2019 - 14:56 h
Junto a su novia, Sara Colomé

La doble celebración de Ricky Rubio: será padre por primera vez el año que viene

El elegido como mejor jugador del Mundial de China se estrenará como papá después de sacar a la luz pública su relación.

Ricky Rubio abraza la copa de campeones del mundo. / EFE
Ricky Rubio abraza la copa de campeones del mundo. / EFE

Ricky Rubio está en el mejor momento de su vida. Tras pasar los peores años por la pérdida de su madre, Tona Vives, enferma de cáncer, y plantearse dejar el baloncesto, el jugador de los Phoenix Suns se ha recuperado de tan duro golpe y ha sacado lo mejor de él, tanto en el plano profesional como en el personal. Ha sido la estrella indiscutible del pasado Mundial de China, suponiendo la mejor baza para que España se llevara el oro, acaba de inaugurar una sala para pacientes de cáncer en honor a su madre en el Hospital Universitario Dexeus y, lo mejor de todo, en pocos meses se estrenará como papá.

Poco se sabía hasta ahora de la vida íntima del jugador. De hecho, se creía que estaba soltero, pero la celebración del Mundial ha sacado a la luz su noviazgo con una joven catalana llamada Sara Colomé. Se desconoce cuánto tiempo llevan juntos, pues no son dados a compartir imágenes en redes sociales ni a prodigarse en eventos. De hecho, la joven no estuvo con él en la inauguración de la sala hospitalaria hace unos días, si bien parece que la relación es muy estable, pues están esperando su primer hijo.

Así lo ha adelantado la revista 'Hola', que recoge que Ricky y Sará serán papás a principios del año que viene, por lo que la futura mamá está ya en la recta final del embarazo. De este modo, lo más probable es que el bebé nazca en Phoenix, ciudad donde juega y vive Ricky. 

Según la publicación, Sara tiene un restaurante en Badalona pero vive con Ricky en Estados Unidos. Es alérgica a las cámaras y nunca quiere acaparar la atención de los medios. De hecho, en alguna imagen de Instagram del jugador aparece de espaldas. Ahora, con la explosión de su chico en el Mundial no ha tenido más remedio que salir a la palestra.

Fue en la Plaza de Colón en la celebración del lunes cuando la pareja se fundió en un beso y un abrazo, destapando un noviazgo que está en su mejor momento. Así, Ricky ahora saborea las mieles de un éxito para el que lleva trabajando desde muy pequeño y que le ha costado muchos sinsabores. Ha tenido que sortear muchos obstáculos, algunos muy difíciles, pero su perseverancia ha dado sus frutos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios