Miércoles, 08.04.2020 - 00:00 h
Hasta 10.000 solicitudes en 2018

Los españoles que estudian en EEUU caen en picado pese a la beca Amancio Ortega

Después de casi una década al alza, los viajes académicos del país europeo al norteamericano descendieron un 3% el curso pasado.

Gráfico estudiantes españoles en EEUU

Tras nueve años al alza, el número de estudiantes españoles que se fueron a estudiar a EEUU descendió un 3% el pasado curso... y, esta vez, las becas Amancio Ortega no han tenido el impacto suficiente para evitarlo. La fundación social del hombre que levantó el imperio de Inditex invierte unos 12 millones de euros anuales en el ámbito educativo, en este caso, las becas que llevan su nombre ofrecen un viaje de estudios de un año lectivo en el país norteamericano para alumnos de instituto, grupo que supone más del 40% de los jóvenes españoles que escogen este destino y que, en el curso 2018/19 se tradujeron en 2.941 estudiantes de este nivel académico trasladados.

Para los jóvenes de EEUU, España es el tercer país más atractivo a la hora de cursar estudios en el extranjero: hasta 32.411 estadounidenses se matricularon en centros españoles el curso 2017/2018. Sin embargo, casi una década de entusiasmo por parte de los alumnos españoles con el consiguiente incremento en la cifra de traslados de expediente al país norteamericano no han logrado sacar a España del puesto 25. Así, para Washington, los estudiantes españoles (un total de 7.262 en 2018) suponen un impacto económico de 324 millones de dólares, frente a los casi 15 mil millones que les generan los alumnos chinos, en primera posición con 369.548 estudiantes en EEUU.

El año inmediatamente anterior hasta  7.489 españoles pasaron un año académico en Estados Unidos. El resultado sobrepasaba en un 4,5 % el total del año anterior, encadenaba nueve años de crecimiento y duplicaba los traslados de hacía diez años, cuando se produjo el primer registro y apenas se movilizaron 3.660 jóvenes. Los datos, publicados en el informe del think tank 'Open Doors', muestran dos repuntes notables, el primero, con la llegada del curso 2010/11 cuando estos viajes subieron un 9% coincidiendo con la primera, y más modesta, edición de las becas Amancio Ortega que por entonces solo beneficiaban a medio centenar de estudiantes gallegos de 1º de bachillerato.

Desde que comenzaron estas estancias, estados como California, Nueva York, Illinois, Massachusetts y Florida han sido los grandes favoritos. La fundación del empresario fue aumentando progresivamente el número de destinos ofertados en sus convocatorias, así como el número de alumnos: en 2013 las ayudas se extendieron a toda España y se registró una subida de los viajes a EEUU del 6,3%. La institución ha ido multiplicando el número de ayudas hasta llegar a las 500 en el año 2016 que a las que se han sumado otras cien este curso 2019/2020. La convocatoria, que en su última edición recabó alrededor de 10.000 inscripciones, guarda siempre un número determinado de ayudas para los estudiantes gallegos. Por su parte, la embajada estadounidense recibió con los brazos abiertos las matrículas de 2017, cuando España alcanzó su máximo en estudiantes trasladados. Justo antes de caer.

Los diferentes niveles académicos han sufrido una evolución distinta en sus traslados a EEUU. Así, los alumnos pregraduados, que comprenden a los que aún están en la ESO incluyendo a los beneficiarios de la beca Amancio Ortega (destinada a los de 4º curso), se mantuvieron los primeros de la lista con 2.983 traslados de expediente, aunque viajaron un 1,4% menos en septiembre de 2018 que en el año anterior . Por su parte, los viajes de los graduados sufrieron aún más la caída en este periodo, concretamente, un 5,3% menos que en 2017.

Por su parte, el grupo de jóvenes fuera de la enseñanza obligatoria, que no cursan grados ni FP, que incluye a aquellos usuarios de cursos de inmersión en inglés, fueron los únicos que experimentaron un crecimiento en el número de traslados en 2018, concretamente del 9,8 %, lo que se tradujo en 1.582 estudiantes desplazados. Finalmente, están los viajes del agregado que 'Open Doors' califica como OPT, estudiantes que participan en programas de capacitación práctica opcional, empleo temporal directamente relacionado con un área principal de estudio, el cual se rebajó en un 21,5% y pasó de 1.010 estudiantes en 2017 a 793 el año siguiente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING