Lunes, 23.09.2019 - 18:47 h

9 motivos de los padres de CEAPA contra las reválidas para no llevar hoy a sus hijos al cole

Los padres de alumnos agrupados en CEAPA promueven una huelga educativa contra las reválidas.

“Son un modelo pedagógico arcaico”, explican, entre otras 9 razones que esgrimen para justificar su huelga.

Según CEAPA, las reválidas hacen más difícil que los estudiantes progresen en el sistema educativo.

Los padres de alumnos agrupados en la Confederación Estatal de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA) promueven hoy una iniciativa singular: que sus hijos no vayan a clase para protestar contra las reválidas que consagra, como sistema de evaluación final, la actual ley educativa LOMCE.

“Es la única opción que nos han dejado”, ha declarado el presidente, José Luis Pazos, en una entrevista con lainformacion.com.

(Te interesa leer: "La huelga contra las reválidas en una lección de ciudadanía para nuestros hijos"

Para CEAPA, las pruebas finales en primaria, secundaria y bachillerato no son un buen sistema pedagógico, “porque suponen una rotunda desconfianza hacia la evaluación que hacen los profesores y porque dificultan el progreso de nuestros hijos hacia estudios superiores”.

Esta asociación de padres enumera 9 razones para dejar a sus hijos en casa este miércoles.

1. Las reválidas son un modelo pedagógico arcaico, que está basado “en una sucesión continua de exámenes configurados como barreras”. Detrás de esto se oculta el intento de “impedir a la mayor cantidad posible de alumnado que pueda ejercer el derecho a la educación”.

2. Dejan a nuestros hijos fuera del sistema educativo. Recuerdan que las reválidas desaparecieron en 1970 porque “impedía la permanencia en la educación de la mayoría del alumnado”. Si se vuelven a aplicar, tendrán como consecuencia directa que una buena parte del alumnado, aunque tenga todas las enseñanzas superadas, no pueda proseguir estudiando lo que quiere, por lo que “su futuro académico y laboral se verá gravemente afectado”.

3. Deslegitiman al docente. Las reválidas minusvaloran las evaluaciones de los maestros. Según CEAPA, se pone al profesor “en tela de juicio hasta que un examen externo corrobore, si es que lo hace, que su evaluación es correcta”. Además, obligan a dedicar “un tiempo valioso en su preparación”, lo que contribuye a “desvirtuar los objetivos primordiales de la educación”.

4. Las hacen personas ajenas a nuestros hijos e hijas. Los encargados de elaborar y corregir las reválidas “no conocen en absoluto al alumnado que evaluarán” lo que genera “un estrés innecesario” en padres y alumnos, quienes saben que se lo jugarán todo con ellas. “Quienes las realicen no podrán saber ni valorar su progreso educativo, el esfuerzo de muchos años de estudio, las circunstancias personales que les hacen especiales en muchas facetas de su vida que no serán evaluadas en absoluto”. Las reválidas “pueden tirar a la basura el trabajo de un mínimo de 13 años para el título de la ESO y de 15 para el de Bachillerato”.

5. Negarán una titulación a los estudiantes. El alumno que no pase la reválida, se queda sin título, algo que según CEAPA “no existe al finalizar la Educación Secundaria Obligatoria en ningún país de nuestro entorno”.

6. Frenan el acceso al Bachillerato y la Universidad. Según los padres de CEAPA, las reválidas tienen como misión lograr que el mayor número posible de alumnos no puedan pasar a Bachillerato ni llegar a la Universidad. “Es un recorte del derecho a la educación pública y del ataque a nuestro precario Estado del Bienestar”.

7. Están cuestionadas por toda la Comunidad Educativa. No sólo colectivos de padres como CEAPA, sino sindicatos de alumnos, profesores, gobiernos autonómicos y otros implicados en el sector educativo han criticado las reválidas como sistema de evaluación. “Sólo quienes forman parte del Gobierno actual, y el partido que lo sustenta, insisten en imponer estas pruebas externas”.

8. Buscan un negocio para unos pocos. Tras las reválidas se desarrollará una industria de negocios destinados a preparar a los alumnos con más dificultades para superarlas. “Es sólo mero negocio para unos pocos a costa del sufrimiento de una parte importante de la sociedad”.

9. Son precarias y sin tiempo de preparación. Aunque se supone que las reválidas comienzan a finales de este curso, todavía “ni tan siquiera han sido desarrolladas a tiempo para que el alumnado sepa de qué se le examinará, ni para que el profesorado sepa cómo ayudarle”. De ahí que CEAPA las califique de “auténtica chapuza legislativa que genera indefensión e inseguridad jurídica al alumnado”.

El presidente de CEAPA recordó en una entrevista con lainformacion.com que las reválidas que algún día los hoy estudiantes preguntarán a sus padres “qué hicieron cuando estaban atacando sus derechos educativos”, por lo que espera que tengan “una buena respuesta”.

Sigue @martinalgarra//

Ahora en Portada 

Comentarios