Lunes, 06.04.2020 - 17:34 h
Según adelanta Marca

Muere Lorenzo Sanz, el expresidente del Real Madrid que logró ganar 'la Séptima'

El empresario ingresó en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid después de sufrir durante varios días episodios de fiebre y problemas respiratorios.

Absuelto de estafa el expresidente del Real Madrid Lorenzo Sanz
Muere Lorenzo Sanz, el expresidente del Real Madrid que logró ganar 'la Séptima'.

Lorenzo Sanz, expresidente del Real Madrid entre 1995 y 2000, ha fallecido este sábado, según ha adelantado Marca, en la Fundación Jiménez Díaz de la capital tras haber sido ingresado con coronavirus -que se ha cobrado hasta el momento la vida de más de 600 personas en España- y haber sufrido complicaciones renales. El empresario del equipo blanco ingresó en el citado centro hospitalario después de sufrir episodios de fiebre y problemas respiratorios durante varios días en su domicilio. 

Su hijo, Lorenzo Sanz J, explicó a través de su cuenta de Twitter que el estado de su padre se había agravado porque "al margen de la insuficiencia respiratoria se le junta un fracaso renal por la infección grave. Hay que esperar 24 horas pero debido a su edad (76 años) está muy complicado. Lo peor es no poder estar junto a él".

Sanz nació en 1943 y fue el primero de los 10 hijos que criaron sus padres.  Jugó al fútbol durante gran parte de su juventud y luego se lanzó al mundo empresarial con un puesto de gestión en una fábrica de papel, desde el que escaló a la dirección del Real Madrid. Bajo su mandato el club rompió con la mala racha de 32 años y se hizo con su séptima Copa de Europa  (1998) y la octava (2000). Sanz también fue inversor del Granada CF durante el periodo en que uno de sus cinco hijos, Paco Sanz, fue presidente (2005-2009).

El predecesor de Florentino Pérez tuvo varios encontronazos con la Justicia. En 2013 se vio envuelto en un escándalo de estafa del que fue absuelto, pero en 2018 no corrió con la misma suerte y se vio obligado a reconocer en los tribunales que ocultó 6 millones de euros a Hacienda en su declaración del IRPF de los ejercicios de 2008 y 2009. La multa a pagar fue de 3,5 millones de euros junto a una indemnización a Hacienda de 1,2 millones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING